Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Cortes de luz: ahora no pagan en efectivo la compensación

Los usuarios afectados recibirán descuentos en las facturas. A oscuras. Los cortes de luz afectaron a miles de usuarios y las pérdidas y el difícil momento vivido para los usuarios fueron enormes.   (Ciudad de Buenos Aires) Un día después de haber anunciado las indemnizaciones que deberán pagar las distribuidoras eléctricas a los usuarios afectados por el megaapagón de la semana pasada, el Gobierno tuvo que salir a aclarar que...

Los usuarios afectados recibirán descuentos en las facturas. A oscuras. Los cortes de luz afectaron a miles de usuarios y las pérdidas y el difícil momento vivido para los usuarios fueron enormes.

 

(Ciudad de Buenos Aires) Un día después de haber anunciado las indemnizaciones que deberán pagar las distribuidoras eléctricas a los usuarios afectados por el megaapagón de la semana pasada, el Gobierno tuvo que salir a aclarar que aún no está firme la medida y que no habrá dos sino una sola manera de acceder a los resarcimientos.

Con el doble fin de atemperar la bronca de los usuarios y tapar las críticas que jaquean cada vez más a la política energética, el ministro de Planificación, Julio de Vido, comunicó el martes que Edesur y Edenor fueron conminadas a pagar $ 158 millones en concepto de compensaciones y multas.

Según explicó De Vido, los usuarios que pasaron entre 12 y 24 horas sin luz van a recibir $ 180 y los que no tuvieron servicio entre 24 y 48 horas cobrarán $ 350. En tanto, para los hogares que se quedaron sin suministro más de 48 horas la compensación será de $ 450.

Desde la cartera de Planificación habían indicado que –al igual que a principios de 2011– los usuarios podían acceder a las indemnizaciones cobrando el monto correspondiente en efectivo y de una sola vez o por medio de bonificaciones en las próximas facturas.

Ayer, luego de tomar nota de la crítica situación económica que afrontan las empresas, los funcionarios del ENRE –el ente regulador del sector– salieron a aclarar dos cuestiones clave. Por un lado, que las sanciones todavía se están tramitando y que recién en 10 días podrían estar definidas y aprobadas. Y por otro lado que los resarcimientos no se pagarán en efectivo, sino con un crédito que servirá para cancelar los consumos que figuren en las boletas de los próximos bimestres.

Si bien los montos en juego implican un nuevo golpe que agravara sus cuentas en rojo, el hecho de que no tengan que desembolsar las compensaciones en efectivo representa un problema menos y un alivio transitorio para las distribuidoras.

De los $ 129 millones que según De Vido tendrá como castigo Edesur, $ 111 millones corresponden a indemnizaciones que debe pagar a los usuarios. En el caso del Edenor, de los $ 29 millones que conforman la sanción total, $ 23,5 millones deben ir como compensaciones a los clientes afectados por los cortes.

Con Edesur se registra una insólita situación. En la practica, el Gobierno se está sancionando a sí mismo. Desde mediados de año, la empresa está intervenida y el fiscalizador oficial es nada más ni nada menos que Luis Barletta, el vicepresidente del ENRE, el organismo que ahora debe castigar la falta de servicio de la compañía.

Comentarios

Ingresa tu comentario