Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Cordera insiste con que “hay mujeres que tienen la fantasía de ser violadas”

Lejos de retractarse, el ex cantante de La Bersuit enfatizó la frase que lo sumió en la polémica. Asegura que Freud, Lacan y hasta el libro "Cincuenta sombras de Grey" lo dicen.

(CABA) El músico Gustavo Cordera , quien fue repudiado el año pasado luego de haber expresado que “hay mujeres que necesitan ser violadas”, intentó explicarse a pocos días del Día Internacional de la Mujer: “Esa frase no la digo yo, la dicen los psicólogos que aseguran que hay mujeres que tienen la fantasía de ser violadas para llegar a un orgasmo”.

Cordera, quien se presentó el lunes a la noche en un escenario de Uruguay tras varios meses de silencio por el revuelo que causaron sus dichos durante una charla con estudiantes de periodismo en agosto del año pasado, insistió que esa idea “no es algo que surge de mí sino que lo dicen Freud, Lacan y demás. Las cincuenta sombras de Grey lo dicen: que hay mujeres que tienen la fantasía de la violación para llegar a un orgasmo”.

El músico fue demandado por sus dichos del año pasado por el Consejo Nacional de Mujeres y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y deberá presentarse el 15 de marzo a declaración indagatoria.

En agosto pasado había dicho: “Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente”.

Ahora, ante periodistas uruguayos, recordó aquellos dichos: “Cometí un delito intelectual”. Y agregó que en aquella oportunidad vio la tensión que generó esa frase entre los alumnos. “Les dije [a los estudiantes]: ‘Si alguien necesita preguntar algo más, para no hacer interpretaciones erróneas, puede preguntarme y podemos seguir charlando del tema si les interesa’. Y no lo hicieron. ¿Por qué? Porque tenían lo que iban a buscar, que era el escándalo, la difamación, el escarnio público”.

Y reflexionó, con un ataque a la prensa: “Esas son cosas que, muchas veces, en este medio en el que ustedes (los periodistas) pertenecen son muy codiciadas para poder llegar a tener notoriedad”.

Según Cordera, en este viaje a Uruguay trajo todos sus miedos. “Veo a un periodista y me pongo a llorar. Quedé muy conmovido por lo que sucedió, fundamentalmente porque no recibí el beneficio de la duda. La fuerza de la condena era tan espectacular que no había nada que pudiera decir para defenderme. Decidí callar y confiar en el arte”. Sin embargo, ahora volvió a hablar en la misma sintonía que entonces.

Los dichos de Cordera en Buenos Aires le costaron al músico la cancelación de todos sus shows el año pasado. Volvió recién a los escenarios cuatro meses después, con un show en Río Cuarto, Córdoba, en el que fue fuertemente repudiado por organizaciones sociales. Su regreso después de aquel episodio fue antenoche en Punta Ballena, un barrio de Punta del Este. NR


Agencia Télam

Comentarios

Ingresa tu comentario