Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Continúa parado el soterramiento del Sarmiento

Desde el 2012 que el gobierno anunció por primera vez el inicio de las obras del túnel, pero los problemas de financiamiento han mantenido el proyecto estancado. (CABA)Sigue postergado el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Hace poco más de dos años, el 15 de septiembre de 2012, el gobierno nacional anunció el inicio de obras de un túnel que, en la primera etapa, uniría Haedo y Caballito. Sin embargo, por problemas...

Desde el 2012 que el gobierno anunció por primera vez el inicio de las obras del túnel, pero los problemas de financiamiento han mantenido el proyecto estancado.

trenSARMIENTO

(CABA)Sigue postergado el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Hace poco más de dos años, el 15 de septiembre de 2012, el gobierno nacional anunció el inicio de obras de un túnel que, en la primera etapa, uniría Haedo y Caballito. Sin embargo, por problemas de financiamiento, nunca se concretó. Hoy, la tuneladora bautizada La Argentina, y que le costó al Estado 40 millones de euros, vive a la intemperie. Y desde que se bajó a la trinchera para realizar la megaobra, es sometida a mantenimiento para evitar su deterioro.

La empresa brasileña Odebrecht está, desde el año pasado, al frente del Consorcio Nuevo Sarmiento, un pool de empresas a cargo de la obra. Se logró cerrar un financiamiento por 1508 millones de dólares del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes), y que cubre la mitad del costo total del soterramiento. En tanto, la Casa Rosada deberá desembolsar otros 1500 millones de dólares para alcanzar los 3000 millones que demandará la totalidad de la obra.

Las condiciones del préstamo que exige Bndes es que el 80 por ciento de la materia prima que se utilice para el soterramiento provenga de Brasil. En cuanto a los costos del financiamiento, se otorgaría una tasa menor al 6%, y los 1508 millones de dólares del préstamo el Estado podría cancelarlo en 12 años, con dos años de gracia.

De todas maneras, la Unidad Ejecutora del Soterramiento, un organismo creado en 2013 y coordinado por la Secretaría de Obras Públicas de la Nación -y además lo conforman los ministerios de Economía y de Transporte-, no ha firmado aún el acta para el inicio de las obras, según confiaron fuentes del sector.

Los funcionarios nacionales sólo han empeñado la palabra y prometieron que “muy pronto” la costosa tuneladora comenzaría a trabajar para hacer el viaducto de 17 kilómetros entre Haedo y Caballito, a 25 metros de profundidad.

Ante las recurrentes demoras, nadie quiso hablar del conflicto. Al consultar a la firma Odebrecht, se excusaron de responder preguntas e indicaron que el Ministerio de Transporte de la Nación, que conduce Florencio Randazzo, era quien debía referirse al tema. Sin embargo, en el área de Randazzo derivaron la inquietud a otro vocero oficial: la Secretaría de Obras Públicas.

En junio pasado, el jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, afirmó que “en el tercer trimestre” se podría “dar inicio a la ejecución de las obras” para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. El tercer trimestre de 2014 termina en pocos días. Y no hay indicios de que la obra arranque.

El soterramiento, que beneficiaría a 280.000 pasajeros por día, fue adjudicado en 2008 por la Nación a un pool de empresas. Pero los trabajos se demoraron por las negociaciones por la adecuación de precios ante la suba del índice inflacionario, según confiaron empresarios del sector.

Después del accidente en la estación de Once, en el que 51 personas murieron en febrero de 2012, el gobierno nacional aceleró el inicio de los trabajos. Presentó la tuneladora, la instaló en la trinchera de Haedo y desde entonces sigue sin funcionar.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario