Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

Continúa el conflicto: pese al fallo, los coches del subte C siguen retenidos

La Secretaría de Comercio debe firmar un certificado de importación para permitir la incorporación de los 18 vagones japoneses.

(CABA) A pesar de que la Justicia ordenó la semana pasada liberar 18 coches Nagoya para mejorar la frecuencia del subte C, las unidades todavía se encuentran retenidas por el Gobierno nacional. Además, otros 12 vagones están en la misma situación en la Aduana.

El martes 3 de noviembre, la jueza Liliana Heiland, del Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 10, hizo lugar a la acción de amparo presentada por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y ordenó liberar los coches Nagoya adquiridos por la Ciudad. Pero hasta el momento, los 18 coches se encuentran distribuidos en el Taller Polvorín y en el Taller Magaldi, pero no pueden entrar en servicio hasta tanto la Secretaría de Comercio no firme los certificados de importación.

Si bien la jueza había establecido un plazo máximo de cinco días para emitir los mencionados certificados para su importación definitiva, todavía no hubo noticias.

Como suele pasar con los bienes importados, y en especial por motivos políticos, la Aduana trabó los trámites. En SBASE aseguraron que presentaron todos los papeles, pero que aún así no les dieron la autorización. Y agregaron que ya llevan gastados cerca de 643 mil dólares por el alquiler del depósito. Para colmo, en julio llegó otra tanda de 12 vagones: en este caso, aún no hubo un reclamo judicial y se sigue con los trámites.

La incorporación de estas formaciones con aire acondicionado es fundamental para mejorar el servicio de la línea entre las estaciones de Retiro y Constitución, lo que implicaría optimizar la frecuencia y realizar tareas de mantenimiento en las unidades actuales. Lo llamativo es que la Ciudad decidió adquirir estos coches porque, al ser iguales a los que ya andan, los iban a poder poner a rodar más rápido que a una unidad cero kilómetro, que necesita más adaptaciones y pruebas. Se estima que, a partir de que se concrete la liberación de la Aduana, los Nagoya entrarían en funcionamiento en dos meses. A los nuevos, en cambio, hay que hacerles pruebas dinámicas que pueden demorar el doble.

Línea C coches2

Comentarios

Ingresa tu comentario