Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Consejos para tener una carrera sostenible como artista

Te mostramos algunos tips para desarrollar y mantener una carrera artística

(CABA) Elegir una carrera artística o incluso una carrera creativa dentro de cualquier campo puede ser muy intimidante, y puede ser un camino lleno de dificultades. De acuerdo con un reporte reciente hecho por el Strategic National Arts Alumni Project, 56% de los graduandos en artes abandonaron el campo completamente debido a la dificultad para generar ingresos (2014). La sabiduría convencional nos dice que tomar una carrera artística puede llevarnos al desempleo, dificultades financieras y a muchos préstamos estudiantiles sin pagar. Habiendo dicho esto, la imagen del artista muerto de hambre junto con todo el entorno de dificultades financieras es cada vez más un mito, al menos en el entorno laboral moderno.

Dedicarse al arte, como a cualquier otra carrera, requiere de un gran esfuerzo, solo que existe una capa adicional de dificultad para los graduandos en arte o aquellas personas que eligen cambiar de carrera y dedicarse a campos relacionados con artes más adelante, pues no han seguido un camino determinado. De cualquier manera, esto no debe ser razón suficiente para que dejes de lado tu sueño de seguir una carrera en el arte, aún si lograr tu sueño te tomará un poco más de tiempo, o si ya tuviste que renunciar a este sueño alguna vez. La clave es mantener en movimiento la pasión por tu arte y seguir adelante con esta creencia. Eventualmente te toparás con una oportunidad que te ayudará a tener éxito.

En ocasiones nuestra sociedad nos desmotiva respecto a las carreras creativas puesto que las pinta como carreras que no son sostenibles y que incluyen muchos riesgos; sin embargo, más y más personas están decidiendo seguir sus sueños y optar por carreras no convencionales e individualistas. El motivo principal para hacer esto es que cuando decidís convertirte en artista, convertís algo que te encanta en tu carrera. Esto también significa que siempre te sentirás apasionado respecto a tu trabajo y nunca perderás tu motivación. Aunque fracases en esto, te obligará a levantarte e intentarlo nuevamente. Puede que te encuentres con muchos más obstáculos de los que esperarías, pero después de todo, el que no arriesga no gana.

Una carrera artística tiene más ventajas además del hecho de que estás haciendo algo que te encanta. El hecho de que estés creando constantemente ayuda a mantener tu salud mental, aunque no te vaya extremadamente bien desde un punto de vista comercial. Esta es la clave para vivir una vida feliz. En la industria de la creatividad, tienes la independencia de apuntar a cualquier posición y status siempre que cuentes con las habilidades y capacidad para hacerlo. No te limitan sistemas de jerarquía corporativos. Su status en tu carrera, así como cuánto tiempo te toma lograrlo, depende únicamente de cuán arduamente trabajes y cuán bueno seas como artista. La mejor parte de una carrera en un campo creativo es que te encuentras con personas con mentalidades parecidas a la tuya quienes te ayudan a crecer muchísimo y buscar a alguien que te pague por hacer lo que te gusta. Además, James Chisholm, artista plástico, motiva a más personas a dedicarse a carreras creativas. “No es la manera más fácil de ganarse la vida, pero sí es posible hacerlo con trabajo, dedicación, y lo más importante: amor por el proceso de creación artística. El mundo obviamente necesita que algunas personas estén dispuestas a tomar el reto de una carrera artística”. En general, una carrera creativa te convierte en una persona más feliz y saludable.  NT

Comentarios

Ingresa tu comentario