Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Consejos para amamantar para madres primerizas

Es uno de los métodos más eficaces y menos costosos para asegurar la salud del recién nacido y la de su madre. En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, algunas recomendaciones para lograrlo.

(CABA) Dar el pecho parece algo sencillo pero muchas madres no lo logran y, ante la preocupación de que el bebé no coma, abandonan este método natural que es el más eficaz y el menos costoso para asegurar el desarrollo del recién nacido y la salud de ambos.

Tan importante es la lactancia materna que en el mundo entero se dedica una semana, del 1 al 7 de agosto, a su difusión. En la Ciudad se aprovecha la celebración para reforzar el mensaje con actividades especiales y clínicas de aprendizaje, pero hay un servicio que funciona todo el año en la Maternidad Sardá, y también, en el Hospital Penna, donde los profesionales realizan un acompañamiento a la mamá desde el inicio del embarazo hasta después del nacimiento.

“Al principio me costó darle la teta. Vi por Internet que en el primer amamantamiento había que dejarlo que él reptara y la encontrara. Cuando nació hice eso y no agarraba. Entonces fui al Hospital Penna, donde me explicaron cómo hacerlo, hasta que mi bebe lo logró”, cuenta Jacqueline Carrafanco, que es mamá primeriza de Bruno, de tan sólo tres días.

El éxito de la lactancia depende de la correcta prendida del bebé. Para lograrlo, algunas recomendaciones sencillas de los especialistas de la Ciudad.

1.
Alzar al bebé. Estar a “upa” le da seguridad y le hace bien.

2.
Ponerlo en el pecho desde el momento en que nace y dejar que tome todo lo que quiera de un lado. Recién luego, ofrecerle del otro. Cuanto más succione, más leche se generará.

3.
Crear un espacio de amamantamiento tranquilo y cómodo para los dos, y colocar al bebé panza con panza. La postura es muy importante ya que favorece la ganancia de peso del recién nacido y contribuye a la producción láctea.

4.
Tomar el pecho con la mano en forma de C. Empezar por el lado que menos duela.

5.
Recordar que el pezón y la areola deben quedar dentro de la boca del bebé para evitar que se formen grietas en el pezón.

6.
Lavar los pezones solo con agua. Colocar unas gotas de leche sobre ellos y dejar que se sequen al aire o al sol.

7.
Si los pechos están muy cargados o duros masajearlos y hacerles baños tibios.

8.
Usar un corpiño con la taza un poco mayor al talle habitual para que la mama no esté tan apretada.

9.
El pecho no tiene horarios fijos. El bebé necesita abrazos, caricias, contacto y teta cada vez que lo pide. No es necesario esperar a que llore.

10.
Evitar el vacío al retirarlo del pecho. Esto se logra colocando un dedo limpio en la boca del bebé para que suelte suavemente el pezón.

¿Qué hacer fuera de casa? Aunque haya que salir del hogar o volver a trabajar, se puede continuar con la lactancia. Para eso, alcanza con conservar la leche materna en un recipiente limpio y tapado. Dura hasta 8 horas a temperatura ambiente; hasta 3 días en la heladera; hasta 2 semanas en el congelador y hasta 6 meses en un freezer. Se aconseja siempre entibiar la leche a baño maría (nunca hervirla ni calentarla en microondas, y desechar los sobrantes de leche)

Esta etapa es además un buen momento para mejorar la alimentación en la madre. Lo más conveniente es incluir en la dieta frutas, carnes, vegetales, cereales, legumbres, leche y derivados. Y siempre hidratarse con agua, jugos de fruta e infusiones.

“Para las mamás la lactancia también es muy importante. Las protege contra el cáncer de ovario, contra el cáncer de mama y a futuro contra la osteoporosis. Además, contribuye a la recuperación de su peso normal”, explicó Elisa Leonor Blanco, médica neonatóloga del Hospital Penna (MN 94664)

Del 1 al 7 de agosto habrá múltiples actividades en los Hospitales públicos. Para conocer el detalle click aqui http://www.buenosaires.gob.ar/noticias/semana-mundial-de-la-lactancia-materna-0

RD

Comentarios

Ingresa tu comentario