Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Conocé la hormona para que los hombres no sean infieles

Investigadores alemanes comprobaron que hay una hormona que genera un efecto “curioso” en los hombres casados. “Los hace más fieles”, es el resultado que arrojó la investigación.   (Ciudad de Buenos Aires) Se trata de la oxitocina y mantendría a aquellos que están en pareja, alejados de otras mujeres. Los varones comprometidos, que se les administró ésta hormona, se mantuvieron a mayor distancia frente a una mujer desconocida que les...

Investigadores alemanes comprobaron que hay una hormona que genera un efecto “curioso” en los hombres casados. “Los hace más fieles”, es el resultado que arrojó la investigación.

 

(Ciudad de Buenos Aires) Se trata de la oxitocina y mantendría a aquellos que están en pareja, alejados de otras mujeres. Los varones comprometidos, que se les administró ésta hormona, se mantuvieron a mayor distancia frente a una mujer desconocida que les resultaba atractiva.

La milagrosa hormona es conocida por desempeñar un papel fundamental en el parto y la lactancia de la mujer. La oxitocina se produce en una región del cerebro llamada hipotálamo, y también está implicada en la formación de los lazos sociales, como los que se forman entre padres e hijos y entre las parejas.

Estudios previos demostraron que ésta hormona aumenta la confianza entre las personas y lo que aún faltaba determinar era qué función podía cumplir en las relaciones monógamas humanas y de eso se ocupó un grupo de investigadores alemanes.

¿Cómo fue el experimento? Según la investigación, publicada en la revista Journal of Neuroscience en el nuevo estudio, dirigido por René Hurlemann, de la Universidad de Bonn, los investigadores administraron oxitocina o un placebo a través de un aerosol nasal a un grupo de hombres sanos y heterosexuales.

Luego de cuarenta y cinco minutos, a los hombres se les presentó una mujer muy atractiva. A medida que esta se movía más o menos cerca de los voluntarios, a los hombres se les pidió que indicaran lo que consideraban una “distancia ideal” y cuándo les parecía “un poco incómoda”.

Los científicos descubrieron que los hombres casados o con pareja, a los que se les administraba oxitocina preferían mantenerse a una distancia mayor cuando se les aproximaba o eran abordados por la bella mujer desconocida, en comparación con los que recibieron un placebo. Sin embargo, la oxitocina no tuvo efecto alguno en los solteros.

“Debido a que la oxitocina es conocida por aumentar la confianza en las personas, esperábamos que los hombres bajo la influencia de la hormona se acercaran aún más a la mujer atractiva, pero ocurrió justo lo contrario”, explicó Hurlemann.

“Otra investigación previa realizada con ratones de campo había arrojado como resultado que la oxitocina funcionaba como clave principal para la fidelidad en animales”, explicó Hurlemann. El nuevo estudio “nos proporcionan la primera evidencia de que la oxitocina puede tener un papel similar en los humanos”, aseveró el científico.

Comentarios

Ingresa tu comentario