Conocé a Malena, la primera agente trans en la Policía Bonaerense

Conocé a Malena, la primera agente trans en la Policía Bonaerense

(PBA) Debe haber sido duro para Malena. Porque nacer en una gran ciudad es pasar desapercibido. Nacer en un pequeño pueblito es ser siempre conocido. A ella le tocó en Huanguelén, partido de Coronel Suárez. A 650 kilómetros de La Plata y con 5.600 habitantes.

20161030130928_26476662_0_body

Allí nació hace 23 años Malena Salomé Iglesias, la primera y única policía trans de la Bonaerense. Ella define a su tierra con cuatro palabras: “Ahí nos conocemos todos”.

Su amor por el uniforme debe venir de la cuna. Su casa en Huanguelén queda enfrente de la comisaría del pueblo: “Veía al personal policial, a los móviles y siempre me apasionó. La Policía es una institución muy bien vista y respetada en el interior”, dice Malena. Pero a pesar que ese amor le venía de chica, recién se le despertó hace pocos meses. Malena se inscribió en 2015 en la Escuela de Suboficiales de la Policía bonaerense y el 6 de marzo de ese año le informaron que era apta. Inició la academia el 6 de abril.

20161030130928_26476659_0_body

Su primera tarea fue en la Comisaría de la Mujer de Huanguelén, inaugurada semanas antes de que ella egresara. Luego pasó a la Superintendencia de Políticas de Género creada ese mismo año, y este verano fue llamada al Operativo Sol 2016, donde le asignaron como destino Punta Mogotes, en Playa Grande, Mar del Plata.

Al volver a sus pagos, luego del verano, pidió el traslado y desde abril de este año está en La Plata, trabajando en la Comisaría de la Mujer, ubicada en 1 entre 42 y 43. Allí toma denuncias por violencia doméstica y contiene a las víctimas.

Malena cuenta que ahora encontró su vocación: “Ser policía es lo que quiero hacer para el resto de mi vida. Estoy muy a gusto en La Plata, una ciudad que es hermosa y da posibilidades a muchísima gente”.

Malena ha enfrentado y gozado de todo todo en la vida. Un padre ausente, un hermano de quince que entendió sus cambios, la bendición de tener una abuela que la crió mientras su mamá trabajaba, y el estar en una fuerza, justamente la Bonaerense, que es conocida por ostentar el machismo como una bandera. NT