Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

Confirmado: Macri lanzará su propio Indec

La ciudad contará dentro de poco con su propio índice de precios para medir la inflación. El gobierno porteño lanzará a mitad de año un índice de precios al consumidor (IPC) propio, tras un trabajo experimental que dio como resultado en el último año una inflación cercana al 23 por ciento . El resultado está en línea con el registro de una docena de provincias que elaboran y difunden sus cifras por...

La ciudad contará dentro de poco con su propio índice de precios para medir la inflación.

El gobierno porteño lanzará a mitad de año un índice de precios al consumidor (IPC) propio, tras un trabajo experimental que dio como resultado en el último año una inflación cercana al 23 por ciento . El resultado está en línea con el registro de una docena de provincias que elaboran y difunden sus cifras por separado del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en los últimos años, a partir de la sospecha de que el Gobierno manipula los indicadores oficiales desde principios de 2007.

Calificadas fuentes del gobierno de Mauricio Macri confirmaron a LA NACION la decisión de publicar el IPC porteño desde julio, con una canasta de 650 productos, frente a los 400 que tiene la medición del Indec .

Los ejemplos que ha observado la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, que conduce José Donati, son, básicamente, los de San Luis y Santa Fe. El gobierno puntano publicó este viernes el IPC de diciembre de 2011, que arrojó un aumento del 1,9% en el mes y 23,3% en el último año. También Mendoza, Santa Fe, Chaco, Misiones, Entre Ríos, Río Negro, Jujuy, Neuquén, Chubut, Salta y La Pampa publican sus propios índices, más allá de la relación política que tengan con el gobierno nacional.

De hecho, el gobierno de Jujuy, liderado por el ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación por el Frente para la Victoria, Eduardo Fellner, informó días atrás una inflación del 19,7%en 2011.

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, hace cuatro años comenzó la medición de una serie de canastas diferentes a las del Indec, no sólo por las sospechas de alteración en el IPC metropolitano, sino también porque la canasta local estaba integrada con productos relevados en 1985 y por eso fue actualizada. Con datos de 2005, la ciudad tiene una canasta básica total (que define el umbral de pobreza) y una alimentaria (que determina el nivel de indigencia); en 2010, la de alimentos arrojó un incremento del 33%, según los datos publicados en la página de Internet del organismo.

En 2011, según datos aún no difundidos, la canasta alimentaria porteña tuvo una variación levemente por debajo del 30%, mientras que la de la canasta total rondó el 23 por ciento. La menor suba en 2011 se debió a la caída de los precios de la carne.

Para el Indec, en cambio, la canasta básica alimentaria aumentó 1,1% en diciembre y 10% en 2011, mientras que la canasta básica total aumentó 1,3% y 12,1%, respectivamente.

Mediciones de consultoras afines al kirchnerismo, como Equis, de Artemio López, y el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra), de la CTA oficialista y liderado por el economista Eduardo Basualdo, exhiben resultados que duplican al menos el indicador oficial.

En el último informe del Cifra, de noviembre, la pobreza se ubicaba en el 21,2% y la indigencia en el 5,6%, frente al 8,3% y el 2,4% publicados en septiembre por el instituto nacional que dirige Ana María Edwin. En esa sintonía, la medición de la consultora Buenos Aires City (BAC) informó que la inflación en 2011 fue del 21,7%, bastante por encima del 9,5% difundido por el Indec; otras consultoras, multadas por el Gobierno por informar índices diferentes, registraron subas del 22,8%, según el promedio que difunde mensualmente un grupo de diputados de la oposición.

Controversia

El ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, evitó las comparaciones políticas entre la administración macrista y el gobierno nacional, pese a que, desde que el Indec dejó de publicar el IPC nacional en 2008, sólo hay contactos formales.

El Indec trabaja con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reinstaurar en 2013 este IPC nacional, aunque sin reconocer la diferencia registrada en los últimos cinco años. Por su parte, el Ministerio de Economía comenzará a elaborar sus propias cifras desde la Secretaría de Política Económica, que lidera Axel Kicillof, quien antes de asumir publicaba en su centro de estudios (Cenda) un promedio de la inflación de siete provincias.

Grindetti dijo a LA NACION que “hay que ser muy cuidadosos; un índice de precios es utilizado por los agentes económicos para tomar muchas decisiones importantes. Debe ser realista y confiable, es por eso que requiere un tiempo de prueba prolongado”.

A priori, la oposición a Pro expresó su aprobación a la idea de que la ciudad tenga un IPC propio, pero consideró que debe manejarse en forma técnica. El legislador del bloque Buenos Aires para Todos, Fabio Basteiro, dijo que “es muy importante que la Ciudad tenga un instituto con técnicos acreditados”.

De inmediato, Basteiro disparó: “Al discutir el presupuesto, el PRO se contradice, porque, si bien critica al Indec, usa sus números para discutir salarios y aumentar el endeudamiento”.

Desde el gobierno porteño afirmaron a LA NACION que “todas las provincias usan las cifras del Indec para elaborar sus presupuestos, porque de lo contrario no habría base de comparación posible”.

El legislador saliente de Proyecto Sur Marcelo Parrilli también pidió que la UBA y las asociaciones de usuarios integren el ente que medirá los precios porteños.

Números porteños

 

  • 23%Inflación
    Es la suba promedio en los precios de la que dio cuenta el primer relevamiento realizado por el gobierno porteño a lo largo de 2011.
  • 650 Productos
    Serán los artículos que integrarán la canasta que medirá el gobierno porteño, frente a los 400 que releva mensualmente el Indec.
  • 12 Provincias
    Son las administraciones del interior que tienen su propio índice de precios, ante el descrédito en el que quedaron sumergidas las estadísticas nacionales del Indec.

Comentarios

Ingresa tu comentario