Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

Condenas por las monedas de Diego Maradona

Un ex director de la Casa de Moneda fue sentenciado a tres años de prisión en suspenso, y dos gerentes, a un año y medio. (CABA) La figura de Diego Armando Maradona no deja de despertar polémica. Su rostro está grabado en una moneda conmemorativa, que hoy se puede conseguir por 50 pesos en Internet, pero que hace 14 años provocó un perjuicio al Estado de 1,5 millones de pesos....

Un ex director de la Casa de Moneda fue sentenciado a tres años de prisión en suspenso, y dos gerentes, a un año y medio.

maradona moneda
(CABA) La figura de Diego Armando Maradona no deja de despertar polémica. Su rostro está grabado en una moneda conmemorativa, que hoy se puede conseguir por 50 pesos en Internet, pero que hace 14 años provocó un perjuicio al Estado de 1,5 millones de pesos.

Por ese antiguo caso fue condenado ayer el presidente de la Casa de la Moneda en 2000, Nelson Julio López del Carril, por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública, que recibió tres años de prisión en suspenso. También fueron sentenciados el ex gerente de Comercialización Fernando Moroni y el ex gerente general Marcelo Gómez, ambos a un año y medio de prisión.

Se los acusó de haber actuado en interés de la empresa privada Dodici, que firmó el contrato con la Casa de la Moneda para acuñar 1.760.000 monedas con el rostro de Maradona, 100 de las cuales iban a ser de oro, en coincidencia con los 40 años del ex astro del fútbol.

Pero menos de 40 días después de la firma del contrato, la empresa inició los trámites para evitar su quiebra en la justicia comercial. Esto provocó que nunca pagaran los gastos que había hecho la Casa de la Moneda para importar las medallas de Inglaterra y comprar el packaging. Esto es así porque, al firmar el contrato, no se le había exigido a la empresa ninguna garantía ni aval, ni la Casa de la Moneda les había dado intervención a las áreas administrativas, jurídicas y contables.

Además, el Tribunal Oral Federal N° 4, integrado por Gabriela Mallo, Enrique Posse y Guillermo Costabel, condenó a Del Carril por otra operación cuestionada: el pago supuestamente indebido de más de 233.000 dólares a la empresa suiza De la Rue Giorgi por la reparación de máquinas de la imprenta, que en realidad se habían arreglado con expertos de la propia Casa de la Moneda.

Daniel Fedel, abogado de Del Carril, dijo a la nacion que no hubo delito ni perjuicio para el Estado. La defensa analiza recurrir el fallo.

La causa se inició por la denuncia de la Oficina Anticorrupción. De acuerdo con las constancias del expediente, Moroni como gerente de Comercialización de la Casa de la Moneda fue quien arrimó el negocio. Llamó a Maradona, a quien conocía, para proponerle hacer las monedas. Maradona lo contactó con Marcelo Simonian, de la empresa Dodici SA, que empezó las negociaciones cuando aún no tenía siquiera el poder del futbolista para explotar su imagen. Simonian negoció suspender el juicio a prueba a cambio de hacer tareas comunitarias. Funcionarios y ex funcionarios no tienen ese beneficio.

Las conversaciones empezaron en 2000, pero no intervino ninguna gerencia de la Casa de la Moneda, sino de manera “informal”. El gerente de legales vio el contrato el día que lo firmaron, el 10 de noviembre de 2000. En ese acuerdo se convino que Dodici SA le encargaba a la Casa de la Moneda acuñar medallas con el rostro del 10 y el packaging que serviría de presentación. Se iban a hacer 1.000.000 de níquel, 700.000 de alpaca, 500 de plata y 100 de oro.

La Casa de la Moneda le dio a Dodici muchas facilidades para el pago: el 50% a los 90 días de la entrega del producto y la otra mitad a los 120 días. No se constituyeron garantías. Moroni, según el requerimiento de elevación a juicio que realizó el fiscal Gerardo Pollicita en ese momento, dijo en la reunión de directorio del 21 de noviembre de 2000 que no hacían falta porque tenía “una gran fortaleza financiera”. Sin embargo, siete días mas tarde, solicitó la apertura de su concurso preventivo en la justicia comercial.

El fiscal Diego Luciani había solicitado en su alegato una pena para Gómez y Moroni de un año y medio de prisión en suspenso y que Del Carril fuera sentenciado a cuatro años de prisión. El Tribunal Oral Federal N° 4 ordenó, además, que los tres condenados paguen las costas del proceso judicial y dictó su inhabilitación especial perpetua para ocupar cargos públicos.

Maradona, aun impreso en una medalla de níquel, sigue generando controversias.

Comentarios

Ingresa tu comentario