Disminuyeron la cantidad de “colados” en los telepeajes

Aquellos automóviles que pasan sin el dispositivo en autopistas porteñas pagan el doble y el primer día de la medida ya hubo 500 infracciones menos que el promedio diario

(CABA) Las multas a los que se cuelan en el telepeaje sin el dispositivo (para ahorrarse las filas que se forman en las de pago manual) comenzaron a cobrarse el lunes. Al final de la jornada, la práctica ya había bajado en un 40 por ciento. Así lo aseguraron desde la empresa AUSA, concesionaria de las autopistas porteñas.

Se trata de una “avivada” común, aunque afortunadamente menos frecuente desde hace sólo cuatro días. Y que afecta particularmente a los automovilistas en regla, que deben ver cómo su viaje se retrasa cuando quienes pasan por las cabinas de telepeaje no están adheridos al sistema y deben abonar manualmente, con la demora que eso significa.

“En enero, hubo un promedio de 1.300 vehículos por día que pagaban en efectivo en vías exclusivas AUPASS, mientras que, con la doble tarifa, en el primer día hubo 780 casos de este tipo”, indicaron desde la concesionaria.

Los peajes de Parque Avellaneda y de la autopista Perito Moreno fueron los puntos donde más se perdió esa mala costumbre. En el primero, disminuyó en un 62 por ciento, mientras que en el segundo bajó en un 52 por ciento.

En las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno, esta trampa cuesta 60 pesos en hora pico. Y en la Illia, 30 pesos. Esto es el doble de lo que cuesta el peaje de acuerdo al cuadro tarifario que rige desde el 27 de enero y que incluyó un aumento promedio del 25 por ciento.

La medida ya se aplicaba en el Acceso Oeste, la Riccheri, en la Buenos Aires-La Plata y en la Panamericana. Es que, según había detectado Aubasa, la empresa estatal que administra la autopista a La Plata, hace un año el 50 por ciento de los autos que pasaban por los carriles rápidos no pagaba, lo que representaba pérdidas mensuales de 10 millones de pesos. NT