Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Con cien cuadras intervenidas, finaliza el plan para peatonalizar el Microcentro

“Prioridad peatón” se puso en marcha en 2008. En enero terminarán las obras del proyecto.

(CABA) Era un plan ambicioso. Y como tal despertó miradas de reojo y ciertas críticas en la víspera. La posibilidad de peatonalizar el Microcentro era una gran incógnita para los oficinistas y vecinos. Eran tiempos en que las callecitas eran copadas por los colectivos, las veredas angostas colapsaban de gente y la basura desbordaba en las esquinas. Sálvese quien pueda… Pero con el correr del tiempo, y el bullicio lógico de las obras, los cambios comenzaron a ser palpables. Primero fue la calle Reconquista, después Suipacha y luego el resto. En el medio, se inauguró el Metrobús de la 9 de Julio, que sacó a los colectivos de las calles internas, y se restringió la zona para los autos particulares. Las autoridades estiman que los trabajos finalizarán entre diciembre y enero, para lo cual la City porteña y el Casco Histórico sumarán cerca de cien cuadras con prioridad peatonal.

Los últimos retoques se están ejecutando en algunas cuadras de Esmeralda, entre Rivadavia y Santa Fe. Desde que “Prioridad Peatón” se puso en marcha, en 2008, ya se intervinieron tramos de Bartolomé Mitre, Sarmiento, San Martín, Reconquista, 25 de Mayo, Marcelo T. de Alvear, Suipacha, Perón, Maipú, Alsina, Perú y Bolívar. También se ensancharon las veredas de Diagonal Sur, Diagonal Norte y el entorno de la Plaza de Mayo. Y se renovó por completo la tradicional Florida, lo que incluyó el alejamiento de los manteros.

A diferencia de las históricas peatonales Lavalle y Florida, las cuadras intervenidas por este proyecto son semi-peatonales y dejan un carril para el paso de autos (con un permiso especial), así como de taxis, motos, ambulancias y patrulleros. Según el Ministerio de Desarrollo Urbano, esta disposición tiene triple función: impide el desembarco de los manteros, conserva el trabajo de los garajes y beneficia a las personas con movilidad reducida, como ancianos o embarazadas.

Según cifras oficiales, ya se redujo en un 70 por ciento la cantidad de autos particulares en la zona más congestionada de la Ciudad. Al ensanchar las veredas, priorizar el paso de oficinistas y turistas, construir bicisendas y disminuir las velocidades máximas, los vecinos sumaron nuevas alternativas para moverse.

peatonales microcentro2Como consecuencia, los cambios se expandieron a todos los rubros: se mejoró la iluminación con faroles led y se avanzó con la instalación de contenedores soterrados. En una primera etapa, también se sumaron 500 fotinias, un arbusto perenne que tiene hojas de un color rojizo durante la primavera y verdes en el resto del año. La Comuna 1 cuenta con 12 mil ejemplares y presenta una densidad de 850 árboles por kilómetro cuadrado, siendo la más baja de la Ciudad. “Además de ser un área más bella, el Microcentro también registra menos polución y menos contaminación sonora”, había señalado el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, tiempo atrás.

Para los bares, también hubo cambios. Aprovecharon el mayor movimiento después del horario laboral y extendieron la jornada, la mayoría con las mesas sobre las veredas, algo inimaginable hace diez años. Es una manera atractiva de captar la atención de los turistas, siempre ávidos de un descanso en medio de las recorridas.

Cuando las obras finalicen en pocas semanas, será momento de que las autoridades tomen nota y mejoren los aspectos flacos de la iniciativa. El primero es la invasión de motos que a toda hora estacionan en veredas y recovas de edificio. Tanto vecinos como comerciantes han denunciado esta práctica cada vez más frecuente. También, las dificultades derivadas de la circulación de camiones de caudales sobre Reconquista, San Martín y 25 de Mayo, entre otras arterias. Desde la Subsecretaría de Transporte prometieron cámaras de seguridad para regular la zona, pero hasta ahora el caos es permanente.

Por otra parte, una fuente del Ministerio de Espacio Público le confió a La Razón que la basura es otro de los temas que preocupa. Si bien los contenedores soterrados insinuaron una mejora, los papeles y envases sueltos se acumulan en canteros y veredas. Intensificar los controles es una de las cuentes pendientes de un plan tan ambicioso.

microcentro peatonal5

Comentarios

Ingresa tu comentario