Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Comunicaciones, entre Moyano, el PRO y el Gobierno nacional

El club porteño entró en quiebra en el año 2000 y el sindicato de Camioneros, que responde a Hugo Moyano, avanzó el año pasado para quedarse con los activos de la institución. Ahora un grupo de socios, con visto bueno del Gobierno nacional, mantiene tomado el predio de Agronomía. (Ciudad de Buenos Aires) Desde el pasado viernes, socios del Club Comunicaciones, intervenido por la Justicia a raíz de su quiebra...

El club porteño entró en quiebra en el año 2000 y el sindicato de Camioneros, que responde a Hugo Moyano, avanzó el año pasado para quedarse con los activos de la institución. Ahora un grupo de socios, con visto bueno del Gobierno nacional, mantiene tomado el predio de Agronomía.

20120715-230844.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) Desde el pasado viernes, socios del Club Comunicaciones, intervenido por la Justicia a raíz de su quiebra es objeto de una “toma pacífica” en reclamo de que la entidad “vuelva a los socios”, señalaron dirigentes del club, ubicado en el barrio porteño de Agronomía.

El Club Comunicaciones está en quiebra desde 2000, y su deuda es de 12 millones de pesos. Desde entonces, es administrado por el Órgano Fiduciario integrado por el abogado Eduardo Fenochietto, la contadora María Inés Martínez y el dirigente de fútbol Jorge Perillo, designado por el juez en lo Comercial Fernando D’Alessandro.

Tanto el gobierno porteño como la Mutual de Camioneros ofrecieron millones para comprarlo. La puja incluyó un encuentro entre Moyano y el ministro de Desarrollo Económico porteño, Francisco Cabrera.

Por presión de la Legislatura, el caso llegó a la Justicia, que en diciembre de 2011 falló a favor de Camioneros, cuya oferta había sido de 52 millones de pesos, contra los 26 ofertados por el Gobierno de la Ciudad.

Sin embargo, sólo el valor inmobiliario del predio no descendería 168 millones de dólares.

Según los socios que se oponen a la venta, el club ubicado “da ganancias por 2,7 millones de pesos mensuales, trabajo para 30 empleados que ganan 4500 pesos cada uno, y otros 30 mil pesos son gastos de mantenimiento, hay dinero de sobra para ir pagando la deuda, y no ser estafados por Moyano”, dijo Ruiz.

Sin embargo, el Club -sin Moyano y mucho antes de que el PRO arribara al poder en 2007- llegó al estado de quiebra hace más de 10 años, y aún -a pesar de los interesantes números que ostentan los manifestantes- la situación no ha sido saneada al día de hoy.

Comentarios

Ingresa tu comentario