Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Cómo ponerse en forma para el verano

Consejos útiles.

ponerse en forma para el verano

(CABA) Con la llegada de las temperaturas altas y el cambio de guardarropas, muchos empiezan a notar que la ropa del verano pasado luce más ajustada. Los tres o cuatro kilos de más que dejó el invierno pueden provocar que algunos busquen una dieta milagrosa o pongan el cuerpo en movimiento.

Los especialistas coinciden en que nada es mágico y que lo mejor es mantener un estilo de vida saludable todo el año, donde se combine una buena alimentación con actividad física.

“Hay que avanzar de forma progresiva en la actividad; es decir, empezar por realizar sesiones moderadas para adaptar los músculos y articulaciones. No se puede hacer todo aceleradamente. También es esencial hacerse los chequeos de salud y tener un certificado médico, además de seguir una buena dieta”, asegura la triatleta Laura Urteaga, directora del Running Team La Deportista.

Realizar ejercicio físico ayuda a mantener el peso y es por eso que en esta época del año mucha gente se acerca a los gimnasios o grupos de entrenamiento. Salir a correr es una buena opción ya que, además controlar el peso corporal y la pérdida de grasa, sirve para liberar tensiones al mismo tiempo que combate los síntomas del agotamiento cotidiano y sedentarismo.

Sin embargo, hacer solo ejercicio no alcanza para adelgazar. Hay que acompañar la actividad con una dieta. Es posible perder algunos kilos antes del verano si se sigue una rutina de alimentación más sana, se aumenta el consumo de frutas y verduras, se toma más líquidos, se cambia los edulcorantes por el azúcar y se elige lácteos descremados.

Pero hay que tener cuidado con la ansiedad porque el peso que se ganó en seis meses no se puede bajar en quince días. Por eso, la directora del Grupo de Entrenamiento La Deportista recomienda agregar semillas de Chía a la dieta: “son aliadas importantes para tratamientos de pérdida de peso” –asegura-, ya que éstas tienen un alto poder saciante por los grandes niveles de fibra que hacen calmar el apetito más rápidamente, además de poseer numerosas propiedades beneficiosas, como ayudar a prolongar la hidratación del cuerpo, mantener los electrolitos corporales en equilibrio, regenerar músculos y tejidos y fortalecer los huesos.

Comentarios

Ingresa tu comentario