Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Cómo operar en el mercado inmobiliario con los títulos Cedin

Con esta medida el Gobierno busca  reactivar el mercado de inmuebles usados que está prácticamente paralizado desde que se instauró el cepo cambiario en noviembre del 2011 (Ciudad de Buenos Aires)Los Certificados de Depósito para Inversión Inmobiliaria buscan reactivar el mercado, paralizado desde la aplicación del cepo. Marcan el regreso de los dólares a las operaciones pero aún no generan confianza en los inversores Debido a la paralización de la compra-venta de...

Con esta medida el Gobierno busca  reactivar el mercado de inmuebles usados que está prácticamente paralizado desde que se instauró el cepo cambiario en noviembre del 2011

661507

(Ciudad de Buenos Aires)Los Certificados de Depósito para Inversión Inmobiliaria buscan reactivar el mercado, paralizado desde la aplicación del cepo. Marcan el regreso de los dólares a las operaciones pero aún no generan confianza en los inversores

Debido a la paralización de la compra-venta de propiedades, cuyas operaciones se pactan en dólares casi desde siempre, se buscará darle movilidad al mercado a través de un certificado de depósito para inversiones inmobiliarias, ya que podrá ser endosado a la parte vendedora.

El Certificado de Depósito para Inversión Inmobiliaria (Cedin) anunciado ayer por el Dream Team económico de Cristina Kirchner (Hernán Lorenzino, Axel Kicillof, Mercedes Marcó del Pont, Ricardo Echegaray y Guillermo Moreno) será uno de los instrumentos que pondrá en vigencia el Gobierno para exteriorizar fondos no declarados en dólares.

¿El certificado reemplazará al dólar en un mercado que está casi paralizado? ¿La persona que obtiene el certificado después puede ir a canjearlo por los dólares?. Estas son algunas de las preguntas que surgieron a partir del anuncio.

Lo primero que hay que aclarar es que el Cedin no es un bono, ya que no paga tasa de interés, sino que es un certificado equivalente a los dólares entregados. No tiene fecha de vencimiento y queda registrado a nombre de quien recibe el título.

En medio de algunas dudas sobre la ejecución operativa, según se explica hoy en el diario Página/12, el BCRA fijará un encaje del 100% a los dólares blanqueados por esta vía, los que en un principio computarán como reservas, pero a medida que los certificados se vayan utilizando para realizar operaciones inmobiliarias esos mismos dólares saldrán de la autoridad monetaria.

Quienes reciban los Cedin, que serán emitidos en láminas de 100, 1.000, 10.000 y 100.000 dólares, puede hacer tres cosas:

1) Conservarlos, como si fueran dólares, de manera indefinida.

2) Venderlos en un mercado secundario entre privados, para volver a transformar los certificados en dólares físicos, con una pérdida por su venta pero ya blanqueados

3) Utilizarlos para comprar o refaccionar una vivienda, para adquirir un terreno donde edificar o para un proyecto de construcción.

En el primer caso, si se usa para comprar un departamento quienes lo perciban podrán inmediatamente ir al banco a canjearlos uno a uno por dólares billetes. El diario aclara que quien vendió el inmueble y tiene los Cedin puede optar por no canjearlos por los dólares y si endosar ese título para realizar la compra de otra vivienda.

El Gobierno busca con este instrumento reactivar el mercado de inmuebles usados que está prácticamente paralizado. Según el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos en el primer trimestre de 2013 se registraron 6.490 operaciones, el nivel más bajas de la serie que se inicia en 1998.

La virtual paralización del mercado inmobiliario no constituye un fenómeno aislado de la Capital Federal, sino que también se manifiesta con similar intensidad en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Santa Fe, según relatan operadores del sector y certifica el cierre de oficinas de oferta de propiedades.

Finalmente, quien venda y no quiera comprar ni refaccionar nada, puede ir al BCRA y reclamar los billetes. El Central pedirá los comprobantes correspondientes, lo mismo en casos de construcción o refacción. No se puede dejar de aclara que los Cedin no podrán utilizarse para comprar maquinarias ni para inversiones productivas.

Nuevos emprendimientos

Quienes blanqueen fondos contra Cedin para volver a hacerse de dólares, sin pasar por el mercado secundario, lo puede hacer presentando un proyecto de obra o construcción de viviendas. En este caso, la autoridad monetaria admitirá que esos pesos destinados a tal fin justifican el canje de los Certificados por dólares físicos.

Según creen en el mercado, esta propuesta puede resultar atractiva para los desarrolladores inmobiliarios, que podrían blanquear dólares contra proyectos de edificación. Asimismo, también podrían comprar los Cedin en el mercado secundario con el mismo fin.

Con el mercado secundario, el Gobierno espera que se descomprima la presión en el mercado cambiario paralelo y quienes tengan que comprar un departamento en dólares en lugar de recurrir al blue, obtengan los Cedin a un precio menor al que cotiza en el mercado informal.

Seguros

Incluso, estos certificados son más seguros que tener los dólares en el “colchón”. Si al poseedor del título se lo roban o lo extravía, puede recuperarlo con una simple denuncia policial, y la posterior comunicación ante la entidad financiera. También cabe aclarar que los títulos son endosables sin límite.

El mensaje de ayer de los funcionarios tuvo como objetico descartar de plano una devaluación y un desdoblamiento del mercado de cambios, pero al mismo tiempo admitir el fracaso en la pesificación de la economía y la falta de confianza que hizo que miles de millones de dólares salieran del país.

Más allá de la explicación y las dudas que aún persisten (el proyecto del Ejecutivo ingresará en la próximas horas al Congreso de la Nación para su análisis) de todos modos el resultado de esta nueva herramienta, anunciada sorpresivamente, se verá cuando el sistema empiece a funcionar.

gentileza:InfoBae

Comentarios

Ingresa tu comentario