Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Cómo irse de vacaciones sin gastar una fortuna

Enterate cómo acá

Las vacaciones son el momento del año en el que se recargan las energías para volver a empezar. Después de un año arduo de trabajo y ahorro es necesario realizar planes para aprovechar el tiempo libre al máximo sin volver sin un peso o con deudas.

vacaciones

(CABA) Para quienes no predican el ejercicio del ahorro y la cultura financiera, será fundamental el trabajo previo y el no dejarse llevar por la ansiedad y las emociones; menos en tiempos como los actuales en los que podemos aprovechar algunas cuestiones vinculadas a la inflación y a las fluctuaciones en los tipos de cambio, para salir ganando. Aprovechar ofertas, esperar el momento.

A continuación, algunas alternativas para ahorrar en pasajes, estadías y consumos varios durante las vacaciones:

* No sería descabellado pensar en un escenario post electoral con un incremento del recargo (actualmente del 20%) para contratar, en el país y con tarjetas, paquetes turísticos y pasajes al extranjero. Este es un factor importante a tener en cuenta: adelantar la compra de pasajes si la opción es vacacionar fuera del país; será un importante punto de ahorro.
* Para quienes están evaluando veranear en el exterior, los vuelos entre semana son más económicos que los que salen de viernes a domingo. Este puede ser otro paso a considerar. Por otro lado, las promociones turísticas de los bancos comenzaron a circular hace un tiempo.

* Las propuestas son tanto para paquetes de viajes dentro del país, como al exterior. Hay que estar atentos a las promociones para comprar los pasajes o los paquetes a través de la tarjeta de crédito.

* El pago en cuotas sin interés puede resultar muy beneficioso en contextos inflacionarios con escenarios devaluatorios, como el actual. Estaríamos no sólo congelando los precios sino también ganándole a la pérdida del poder adquisitivo por el pago en cuotas (algunas ofrecen hasta 24 cuotas sin interés) Si hablamos de una inflación del 30% anual, el ahorro resulta importante.

* Una de las estrategias bancarias para alentar el uso de las tarjetas es el sistema de acumulación de puntos, que luego se canjean por beneficios turísticos. Adherirse a estos planes y estar atentos durante el año, nos puede significar obtener kilómetros gratis o pasajes sin cargo, para aprovechar en vacaciones.

* Otro punto a tener en cuenta es la diferencia que puede existir entre un paquete armado por una agencia de turismo y un viaje planificado y adquirido vía web. Internet acerca al adquirente y al oferente, reduciendo los costos en muchos casos y obteniendo ahorros superiores al 30%.

* En viajes al exterior, es muy importante la cobertura de asistencia al viajero. Ante cualquier inconveniente, tanto de salud como todo lo relacionado a pérdidas de equipaje, de boletos, alojamientos por retrasos de vuelos, etcétera, pueden significar una erogación muy importante. En este caso, prevenir es sinónimo de ahorrar. Al optar por la cobertura, también deberíamos tener en cuenta que hay tarjetas de crédito que bonifican un 10% del producto contratado.

* Realizar compras en tiendas libres de impuestos, llamadas también tax-free o duty-free, donde no aplican impuestos ni tasas locales o nacionales puede ser una buena alternativa. Se encuentran en el aeropuerto o en la ciudad. En ellas se paga el precio normal, pero se reintegrará el impuesto cuando la mercadería salga del país (hay que solicitar la devolución de impuestos en el aeropuerto, en donde se deberán presentar los cheques de devolución de impuestos en la Aduana) Una vez que los cheques tengan su sello se pueden cobrar en cualquier casa de cambio.

* Cuando se piensa en alquilar un vehículo para utilizar durante las vacaciones, lo aconsejable es contratarlo con antelación por Internet. De esta forma, se puede analizar mejor la oferta, elegir el tipo de vehículo, encontrar ofertas puntuales y asegurarse que el auto esté reservado al llegar al destino. Alquilar el vehículo directamente en el lugar, seguramente costará más caro.

Gastar a conciencia, con un presupuesto equilibrado, también es sinónimo de ahorrar. Aquellos veraneantes que no tengan esta conducta de planificación financiera, seguramente caerán en “tarjetear” de más. La consecuencia inmediata de esta acción es el pago mínimo de los resúmenes de cuenta post vacaciones. Para estos casos hay que considerar que realizar un pago mínimo trae acarreado la penalidad de financiamiento: en este caso el costo financiero total puede ascender cerca del 65% anual del monto no abonado. El ahorro, aniquilado.

En Argentina

Los viajeros que veraneen dentro de la Argentina pueden optar por las mismas conductas detalladas previamente, además de sumar algunos “tips”, seguramente básicos y conocidos, pero no por eso menos importantes:
* Programar la carga de combustible, y aprovechar días de descuento de hasta un 20% con tarjeta de débito;
* Para aquellos que alquilen departamentos o casas y cocinen en ellas, programar las compras en supermercados aprovechando los descuentos con tarjetas de crédito o débito, y comprando envases familiares para reducir costos de packaging;
* Adherirse a tarjetas de clubes de beneficios, que normalmente tienen descuentos en supermercados, restaurantes e incluso en shows;
* Utiliza las zonas Wi-fi para llamar gratuitamente desde internet en lugar de usar tu celular.
* No desestimar a la vieja y querida “heladera portátil”. Últimamente las bebidas en la playa cotizan a la par del agua en el desierto.
La clave, como todo lo relacionado a las finanzas personales, está en la planificación, en adelantarse varias jugadas y en controlar las emociones. Buscar las ofertas sin desesperarse. Evitar imprevistos con las coberturas adecuadas.

Especialista consultado Leonardo Rocco, autor del libro InvertArte –el arte de dominar tus finanzas e inversiones- y director de SAT Investment y de la Escuela Argentina de Finanzas personales. www.invertarte.com.ar

Fuente consultada: Minutouno

Comentarios

Ingresa tu comentario