Buenos Aires, 20/08/2017, edición Nº 2079

Cómo es la Isla Demarchi, donde CFK quiere instalar un Polo Audiovisual

El predio donde funcionará el emprendimiento que anunció la Presidenta este miércoles se ubica en la zona sur de Capital Federal. El terreno se rellenó cuando cambió el curso del Riachuelo. La administración del polo audiovisual quedará en manos de la Anses, que a su vez estará asociada con el sector privado. (Ciudad de Buenos Aires) La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la creación de un Polo para la...

El predio donde funcionará el emprendimiento que anunció la Presidenta este miércoles se ubica en la zona sur de Capital Federal. El terreno se rellenó cuando cambió el curso del Riachuelo. La administración del polo audiovisual quedará en manos de la Anses, que a su vez estará asociada con el sector privado.

20120829-231512.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la creación de un Polo para la Industria Audiovisual, de 120.000 metros cuadrados, que estará ubicado en la Isla Demarchi, poco conocida, incluso para la mismísima mandataria, quien reconoció que cuando le hablaron del lugar, ubicado en el extremo sur de Puerto Madero, lindero con el barrio porteño de La Boca, no sabía de su existencia.

Sucede que el barrio de Puerto Madero, tal como se lo conoce hoy del otro lado de los cuatro puentes que lo unen a la Capital Federal, fue en su origen un apéndice portuario alrededor de los diques y de las Dársenas Norte y Sur que conformaron la isla, bautizada Demarchi.

Durante muchos años, cuando la operación portuaria se trasladó a Puerto Nuevo, el predio de la isla grande, que se extiende desde Retiro hasta La Boca, fue un terreno abandonado, lleno de yuyos, ratas y basura.

Antes de esa realidad, el lugar fue sede de un enorme complejo agro industrial, con fábricas, astilleros, plantas químicas y silos de granos, donde miles de personas concurrían diariamente a trabajar, mientras las grúas cargaban y descargaban en los diques.

Según se cuenta en las crónicas, la isla no tenía el formato actual, ya que el Riachuelo torcía su curso hacia la altura de la calle Belgrano. En 1882, los proyectos de Luis Huergo y de Eduardo Madero compitieron para que la ciudad hiciera un puerto con dársenas abiertas al Río de la Plata o la sucesión de diques cerrados, interconectados mediante puentes, respectivamente.

Cuando se aprobó el proyecto de Madero, se firmó un contrato que ascendía a 20 millones de pesos oro sellado. Las obras comenzaron el 1 de abril de 1887 y finalizaron el 31 de marzo de 1898. Hacia el final de la obra, cuando se realizó la construcción del Dique 4, se cambió el curso del Riachuelo y se lo hizo desembocar de modo recto al Río de la Plata, aprovechándose el cauce original, tras un relleno, para extender la Dársena Sud y el resto del puerto.

De esta manera, quedó formada hacia el Sur una isla más pequeña que, en gran parte, se destinó a la instalación de talleres de la entonces Dirección de Vías Navegables y que conservó el nombre de Demarchi.

Con el tiempo, a la zona aledaña se le agregó el Balneario Sur (1918) y hacia el Riachuelo se hicieron rellenos para la Central Costanera y Tandanor, que son los terrenos que se van a utilizar para instalar el nuevo Polo Audiovisual.

Hacia la década del ’60 se sumó más hacia el Río de la Plata, una nueva isla artificial a la que se accede por dos puentes, la Ciudad Deportiva de Boca Juniors, creada por el dirigente Alberto J.Armando que quiso financiar con el aporte de muchos socios adherentes.

En la década del ’80, varios rellenos del río junto a la Costanera Sur formaron la Reserva Ecológica, al norte del viejo Balneario Municipal, ya en desuso. Desde 1989, todo el desarrollo de la zona quedó a cargo de la Corporación Antiguo Puerto Madero, que fue el ente encargado de reciclar el barrio, hoy poblado de torres, cuyo valor por metro cuadrado es el más caro de Buenos Aires.

La administración del polo audiovisual quedará en manos de la Anses, que a su vez estará asociada con el sector privado. Con una inversión de 5 millones y medio de pesos, este polo busca lograr que las producciones nacionales cinematográficas puedan competir tanto a nivel local como internacional.

Comentarios

Ingresa tu comentario