Buenos Aires, 19/08/2017, edición Nº 2078

Cómo es el curso de capacitación que se les dictará a los manteros de Once

Un primer grupo de los vendedores ambulantes desalojados la semana pasada comenzará la etapa de capacitación que había sido propuesta en el acuerdo.

(CABA) Poco más de una semana después del desalojo de los vendedores ambulantes que estaban instalados en la zona de Plaza Miserere, en Once, comenzará a dictarse el curso de capacitación propuesto en la negociación, un elemento clave que sirvió para destrabar el conflicto que originó el corte de la avenida Pueyrredón durante al menos 36 horas.

Unas 800 personas habían manifestado la voluntad de iniciar una actividad comercial legal y se anotaron en el censo que dispuso el Gobierno porteño horas después del desalojo, por momentos violento, de 2500 puestos ubicados en las inmediaciones de la estación Once. Un primer grupo, integrado por aquellas que pudieron completar los trámites necesarios, dará inicio hoy a la capacitación de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La aparición de la CAME en la negociación oficial fue determinante para encontrar una solución que parecía lejana. La entidad ofreció, además de la formación en sus sedes y con sus docentes, un subsidio mensual de $12.000 por 60 días. CAME espera que, como ocurrió en la avenida Avellaneda cuando fueron desplazados los manteros, en Once se recupere la actividad entre un 40% y 50%.

Como parte del acuerdo, cerrado entre internas de los puesteros, rechazo de algunos grupos y reproches, el Gobierno de la ciudad se comprometió a ceder unos 800 puestos en dos predios cercanos a la plaza Once, bajo techo y con instalaciones dignas. En uno de ellos ya se encuentran trabajando puesteros desalojados de otras zonas.

El Programa de capacitación de habilidades y oficios de la CAME estará focalizado en tres temas: mejorar las ventas, emprender, y empleabilidad. En 39 sesiones diferentes los alumnos, que deberán cursar de lunes a viernes, durante cuatro horas diarias, recibirán herramientas para que puedan desenvolverse en la actividad comercial que elijan.

¿Cómo me veo como vendedor?, ¿comprendo qué es vender? o ¿qué vendo? son preguntas utilizadas como disparadores por los capacitadores del módulo inicial. En la primera parte de la capacitación, informaron desde CAME, trabajarán con teoría y elementos de la comunicación, comportamiento del consumidor, defensa de los argumentos y cómo entablar negocios individuales o colectivos.

En el segundo módulo los puesteros de Once recibirán las nociones básicas del emprendedurismo. Liderazgo, propuesta de valor y plan de negocios, tabla de costos, evaluación del mercado y adaptación a las necesidades del consumidor serán los ejes de un tramo clave de la capacitación.

En el tramo final de la instrucción habrá conceptos sobre derechos laborales, normas de convivencia en el ámbito laboral, herramientas tecnológicas útiles para afrontar la búsqueda de un empleo y aspectos a tener en cuenta en una entrevista laboral. Los tres módulos incluyen talleres para aplicar los conocimientos.

Según CAME el programa que se utilizará con los puesteros es la base del que la entidad usa en sus capacitaciones anuales. El año pasado unas 70.000 personas pasaron por los cursos de formación.

Los manteros de Once que aceptaron el curso debieron anotarse en un censo que realizó el Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Para obtener un cupo era necesario presentar DNI, monotributo social y certificado de antecedentes penales (los casos con antecedentes fueron evaluados en forma personal). La solución al conflicto no calmó todos los ánimos. Algunos manteros, mayormente de origen senegales, dijeron sentirse fuera del acuerdo. NR

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario