Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

¿Cómo conseguir dólares más baratos?

La formula consiste en aceptar los billetes de u$s 20 que nadie quiere. (CABA) En Florida, entre Mitre y Perón, se puede escuchar el voceo de un arbolito cada dos metros. Sí, leyó bien. Están a lo largo y a lo ancho, ya que algunos tienen su ?parada? sobre el margen derecho, otros sobre el izquierdo y otros sobre el medio de la peatonal. ?Acá nos concentramos todos porque las...

La formula consiste en aceptar los billetes de u$s 20 que nadie quiere.

20 dolares

(CABA) En Florida, entre Mitre y Perón, se puede escuchar el voceo de un arbolito cada dos metros. Sí, leyó bien. Están a lo largo y a lo ancho, ya que algunos tienen su ?parada? sobre el margen derecho, otros sobre el izquierdo y otros sobre el medio de la peatonal. ?Acá nos concentramos todos porque las oficinas para las que trabajamos -muchas dentro de galerías- están en esta cuadra. Ya somos 50 en estos 100 metros?, admite una ?arbolita?, representante del 25% que el género femenino tiene en este rubro.

El nuevo latiguillo que los distingue es: ?Pago más?. Ya no necesitan decir: ?Dólares, euros, reales?, como voceaban antes, porque ya todos los conocen. Tampoco ?casa de cambio?, como gritaban antes, para parecer que fueran oficiales, porque eso ya nadie se lo cree. La estrategia hoy es captar a los turistas que buscan pesos para pagar sus consumos, y no quieren recibir $ 7,80 por cada dólar que les da el banco. Prefieren los $ 11,60 que pueden conseguir de los arbolitos. Claro que este negocio es como un mercado persa: el regateo está a la orden del día. ?¿Cuánto querés cambiar? A partir de u$s 1000 te puedo mejorar el precio?, es lo primero que proponen los cambistas callejeros. La otra pregunta que hacen es sobre el billete que tienen: ?Si es de u$s 100 o de u$s 50 te puedo pagar más, pero si es de u$s 20 tengo que darte $ 0,10 menos por dólar, porque a esos no los quiere nadie?, revelan.

Del mismo modo, el oficinista que quiera comprar dólares blue puede decir que acepta billetes de u$s 20 y, a cambio, le mejorarán $ 0,10 la cotización, ya que la plaza financiera se inundó de estos billetes, que provocan una mayor tarea de conteo. ?Además, imaginate que alguien va a comprar un inmueble de u$s 100.000 y lleva todos billetes de u$s 20. Le ocupan cinco veces más lugar que si llevara de u$s 100, con lo cual es un problema hasta de seguridad?, advierten.

La abundancia de billetes de u$s 20 obedece a que muchos cajeros automáticos de los Estados Unidos sólo dan billetes de esa denominación cuando alguien va a hacer una extracción. Por eso, los conocedores del sistema, cuando van al banco a comprar los ?dólares ahorro? que autoriza la AFIP, exigen que les den billetes de u$s 100 o, en su defecto, de u$s 50. Incluso, hasta llevan cambio chico de dólares para tratar de conseguir esos billetes que, en el mercado, valen más.

Fuente consultada: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario