Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Comienza el juicio a los policías acusados de secuestrar a Macri

Hoy comienza el juicio contra un grupo de policías acusados de aplicar tormentos al actual jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri. (CABA) Juan Carlos y Juan José Bayarri pasaron 13 años detenidos por el secuestro de Mauricio Macri. Como parte de “La banda de los comisarios”, padre e hijo fueron condenados por mantener cautivo al actual jefe de Gobierno porteño durante doce días en el año 1991. Una historia desconocida...

Hoy comienza el juicio contra un grupo de policías acusados de aplicar tormentos al actual jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri.

1023_secuestro_mauricio_macri_cedoc_g3.jpg_1853027551

(CABA) Juan Carlos y Juan José Bayarri pasaron 13 años detenidos por el secuestro de Mauricio Macri. Como parte de “La banda de los comisarios”, padre e hijo fueron condenados por mantener cautivo al actual jefe de Gobierno porteño durante doce días en el año 1991.

Una historia desconocida de esa detención, que incluyó tormentos y privación ilegítima de la libertad, volverá hoy a los tribunales cuando comiencen a ser juzgados cuatro ex policías y un ex secretario de juzgado acusados de tomarles declaración bajo tortura.

Los efectivos Carlos Alberto Sablich, Carlos Jacinto Gutiérrez, Alberto Alejandro Armentano y Julio Roberto Ontivero y al ex secretario judicial Eduardo Albano Larrea quedaron imputados por “privación ilegal de la libertad agravada y tormentos” aplicados a los Bayarri.

El caso

Hijo de Franco Macri, entonces titular de SOCMA, el líder del PRO fue secuestrado en la madrugada del 24 de agosto de 1991 cuando ingresaba a su casa de Tagle 2804, ubicada en uno de los exclusivos barrios de Buenos Aires, frente a una calle lateral a Canal 7.

Un grupo de hombres lo tomó por sorpresa y lo metió en un ataúd. Según pudo reconstruir en el juicio, Macri calcula que permaneció encerrado durante media hora, sin saber qué ocurría, hasta que ingresó al lugar que los secuestradores llamaron “la caja”, una habitación de tres metros por dos construida en el sótano de una casona de Garay 2882 en el barrio porteño de San Cristóbal.

Los delincuentes tenían experiencia en el secuestro de empresarios. Sergio Meller corrió la misma suerte que Macri: vivió, en total, cuatro meses en “la caja” hasta que su familia pagó los 4 millones de dólares por su liberación.

La suma por el rescate del ex presidente de Boca ascendía 6 millones de dólares. Cuando se cumplieron diez días del pedido de rescate, Franco Macri coordinó la entrega del dinero con “La banda de los policías”. Sin noticias sobre el destino de su hijo debió esperar 48 horas para saber si lo liberarían.

Figuras de la política, del mundo empresarial y el periodismo (ver fotos) acompañaron al empresario en los días de zozobra que antecedieron a la aparición pública de Mauricio Macri acompañado por el ex ministro del Interior, José Luis Manzano.

La desarticulación de “La banda de los policías” llegaría dos meses después del secuestro cuando la División Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal desbarató a la organización conformada por policías y dio con parte del dinero pagado por el rescate.

El ex sargento Bayarri permaneció detenido hasta que la Justicia determinó que había confesado bajo torturas, anuló la condena en su contra y dispuso investigar a sus presuntos torturadores. En 2008, la Corte Interamericana de Derechos Humanos resolvió que el Estado argentino indemnice con 297 mil dólares a Juan Carlos Bayarri (hijo) por daños y prejuicios, por ser torturado durante la investigación del hecho.

Fuente consultada: Perfil

Comentarios

Ingresa tu comentario