Buenos Aires, 29/04/2017

Comerciantes de Villa del Parque consiguieron frenar la construcción de dos túneles

Dicen que provocarían el cierre de más de 1.500 pymes. El Gobierno porteño se comprometió a sólo avanzar con el paso bajo nivel en Nazca y frenar los de Cuenca y Campana.

(CABA) Al proyecto a largo plazo del Gobierno porteño que busca eliminar paulatinamente todos los pasos a nivel dentro del territorio metropolitano, lo bautizaron “Ciudad sin Barreras“, y apunta a lograr una mayor conectividad entre calles y avenidas a uno y otro lado de los tendidos ferroviarios. Paradójicamente, para los comerciantes de Villa del Parque, el avance de estas obras dentro de su barrio le bajaría la barrera, o mejor dicho la persiana, a más de uno.

Un gobierno que no escucha declara la partida de defunción a un barrio y su centro comercial”, afirmaban en un comunicado el grupo de Vecinos y Comerciantes Autoconvocados de Villa del Parque. En el escrito aseguran que la construcción de los pasos bajo a nivel en la Línea San Martín, principalmente los de avenida Nazca, Cuenca y calle Campana, pondrán literalmente en jaque al pujante centro comercial que hoy reúne a unas 1.500 pymes locales.

A su vez, la preocupación por los cambios viales que plantea la obra, fue expuesta por los vecinos en la Audiencia Pública realizada en septiembre, y se repitió en la reunión que mantuvieron con el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia, a principios de diciembre. En ambas instancias denunciaron improvisación, imprevisión, falta de planificación integral y apresuramiento.

Movilizados y sumando asociaciones vecinales, los comerciantes consiguieron, compromiso oficial de por medio, frenar la construcción de dos túneles Cuenca y Campana, aunque sigue en pie el de Nazca.Tuvimos una charla con Horacio Rodríguez Larreta el último sábado, y nos dijo que mientras él sea jefe de Gobierno no van a hacer ni el de Cuenca ni el de Campana”, cuenta Rogelio González, presidente de la Unión de Comerciantes, Profesionales e Industriales de Villa del Parque.

Sin embargo, siguen los reclamos. Ante la inminencia del arranque de la obra sobre la avenida Nazca, la única dentro de los límites de Villa del Parque con la que se va avanzar por el momento, ya se vaticinan los primeros coletazos del caos vehicular en el barrio. “Quieren sacar el estacionamiento sobre Cuenca, Simbrón y Marcos Sastre. Villa del Parque es un barrio que tiene muchos edificios viejos, sin cocheras, por lo que los autos de los vecinos duermen en la calle. ¿A dónde van a ir a parar todos esos coches?”, se pregunta González.

A esto, se suma que semejante caudal de vehículos haría desistir a muchos clientes de realizar sus compras en los negocios barriales. “Con un tiempo estimado de dos años para cada obra, que obliga al cierre de calles y desvíos por largos períodos, para cuando concluyan habrán desaparecido cientos de empresas que no podrán resistir la caída de ventas”, denunciaban en el mismo comunicado.

La Línea San Martín, una de las dos que pasa por el barrio, prevé eliminar 11 pasos a nivel y construir un Viaducto en altura (entre Palermo y La Paternal), proyectado como una extensión del que ya cruza por la zona de Barrio Parque. “Esos túneles continúan en el proyecto y el plan va a seguir adelante. Pero el Jefe de Gobierno habló con los vecinos y se concluyó que no hay necesidad de hacer los de Cuenca y Campana de forma inmediata. Primero se verá cómo funciona el de Nazca”, confirmaron desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad.

Como señala Rodríguez “la solución es provisoria“, pero al menos les ofrece más tiempo para seguir diseñando un plan alternativo que elimine los pasos a nivel, pero sin afectar el pulso del barrio y de su área comercial. “Hay obras superadoras como la que nosotros ofrecemos. Sabemos que las barreras son anacrónicas, entonces generemos soluciones mucho más efectivas y duraderas. El ministro Moccia nos dijo que no pueden extender el Viaducto en altura hasta Villa del Parque por un tema de costos. Pero poner túneles no es la solución”, dicen desde la comisión vecinal.

Por su parte, proponen una trinchera de la línea San Martín hasta General Paz, y el soterramiento y electrificación del tendido hasta Santos Lugares, donde indican, hay una amplia playa de maniobras. Pero en este punto, desde el Gobierno porteño son bien claros: “El método de los pasos bajo a nivel no es arbitrario, los recursos son finitos y el Estado debe administrarlos ordenadamente, no se puede invertir tanto en una sola obra cuando la Ciudad necesita múltiples mejoras”, concluyeron. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario