Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Comer un bife por semana aumentaría un 42% el riesgo de sufrir cáncer

Una semana después de que la OMS haya clasificado a la carne procesada como "cancerígena" y a las carnes rojas como “probablemente cancerígenas", otro estudio las vuelve a poner en la mira.

(CABA) Científicos de la Universidad de Oxford concluyeron que las personas que consumen carne roja o procesada cuatro veces por semana aumentan en un 42% el riesgo de sufrir cáncer de intestino en comparación con aquellos que la consumen una sola vez o ninguna en el mismo lapso.

Los expertos basaron su análisis en lo que las guías oficiales consideran “una porción”: son 70 gramos de carnes rojas o procesadas, que equivalen por ejemplo a dos rebanadas de jamón o a una salchicha. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una hamburguesa “cuarto de libra” pesa 200 gramos (el triple) y que un bife de un restaurante pesa unos 284 gramos (el cuádruple). Es decir, con un solo bife por semana se alcanzarían las “cuatro porciones” que el estudio señala como peligrosas.

Aquellos que ingieren estos alimentos dos veces por semana (o una porción de 140 gramos) tienen un 18% más de riesgo de tener la enfermedad, comparados con los vegetarianos.

La investigación fue encabezada por el profesor Tim Key y la doctora Kathryn Bradbury, y participaron 500.000 hombres y mujeres británicos.

procesada

Comentarios

Ingresa tu comentario