Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Comenzaron los trabajos de remodelación del Mercado Central

La reforma abarca 150 puestos de frutas y verduras, 300 de polirubro, 80 locales comerciales, trabajos en los ingresos y cambio de luminarias.

(PBA) Seducidos por precios mucho más económicos que en los comercios barriales o los supermercados que siguen en ascenso, las 70 mil personas que cada fin de semana van a comprar a la feria minorista del Mercado Central, en Tapiales (La Matanza), desde el lunes empezaron a ver una lavada de cara en los tradicionales puestos que comercializan frutas, verduras, alimentos y un amplio polirubro.

Con un avance en etapas y hasta diciembre, empezaron a mejorar los 150 puestos de frutas y verduras, los 300 de polirubro y otros 80 locales comerciales para los particulares que los fines de semana desde las seis de la mañana copan los 34 mil metros cuadrados del mercado minorista.

Con una inversión de $ 37 millones, la remodelación integral de los puestos con estructura metálica flanqueados por cajones que estrechan los pasillos, es realizada por la Secretaría de Comercio del Ministerio de Producción y tiene tres ejes: infraestructura, higiene y organización.

Estamos trabajando para que el Mercado Central esté al servicio de los productores y de los comerciantes, bajando los costos de transacción y garantizando la trazabilidad de los alimentos. Las obras de la feria minorista que comenzaron esta semana van a mejorar sustancialmente la experiencia de compra de los consumidores que van a la feria del Mercado”, señaló Miguel Braun, secretario de Comercio.

Además, el proyecto incluye el arreglo de las instalaciones aledañas. Mejorarán el camino, luminarias y perímetro que habitualmente los particulares utilizan desde que bajan de los colectivos y los estacionamientos para vehículos. Desde la secretaría de Comercio remarcan que en los últimos años no hubo mantenimiento en el Mercado que fue inaugurado en noviembre de 1984. Es por eso que aseguran que ahora deben ocuparse de arreglar los pluviales, la instalación cloacal, la señalética, el recambio de las luminarias a led y en especial el reordenamiento del espacio público por los mil camiones que circulan cada día en medio de los peatones que asisten a la feria comunitaria.

Este proyecto se enmarca en un Plan Maestro para convertirlo en una plataforma logística y alimentaria, con capacidad para albergar contenedores del puerto a través de barcazas por el Riachuelo. “Las obras del Plan Maestro que estamos llevando adelante mejoran la competitividad de productores y comercializadores. El Mercado Central se va a convertir en una moderna plataforma alimentaria y logística que proveerá alimentos a 12 millones de personas”, agregó Ignacio Werner, subsecretario de Comercio Interior.

Como parte de estas obras, ya avanzaron con los cerramientos perimetrales de las 50 hectáreas, cinco mil metros cuadrados de bacheo de hormigón, el acondicionamiento de las 12 naves del área transaccional, los dos accesos generales, y las 390 luminarias entre otras mejoras por un monto aproximado de $ 245 millones. Así buscan mejorar el Mercado que comercializa 1,4 toneladas de alimentos por año, con una facturación anual de $ 10 mil millones y que abastece a 12,5 millones de personas.

Una mudanza que sumará gente y camiones
Un predio de 20 hectáreas dentro del Mercado Central será destinado a albergar al Mercado de Hacienda de Liniers, que tras años de idas y vueltas finalmente dejará su histórico espacio en el barrio de Mataderos. El convenio se firmó entre el Gobierno porteño y Mercado de Liniers S.A. y la mudanza se concretaría a fines de 2018. En Mataderos trabajan unas 2.000 personas, y pasan entre 25.000 y 30.000 cabezas de ganado por semana. Todo este movimiento le sumará tránsito al que ya tiene el Mercado Central. NR


Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario