Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Colectivos: SUBE, sin aumento

Aumentan colectivos y trenes desde el mes próximo por quita de subsidios. Por el momento, regiría para los que no tienen la tarjeta SUBE. Aseguran que se quitará todo el subsidio al transporte. Pero fuentes oficiales dicen que no saben cuánto valdrá el boleto. En el sector afirman que el colectivo costará $ 4 Subisidiar a los colectivos le costó al Estado nacional más de 10.500 millones de pesos durante...

Aumentan colectivos y trenes desde el mes próximo por quita de subsidios. Por el momento, regiría para los que no tienen la tarjeta SUBE. Aseguran que se quitará todo el subsidio al transporte. Pero fuentes oficiales dicen que no saben cuánto valdrá el boleto. En el sector afirman que el colectivo costará $ 4

Subisidiar a los colectivos le costó al Estado nacional más de 10.500 millones de pesos durante 2011Subisidiar a los colectivos le costó al Estado nacional más de 10.500 millones de pesos durante 2011Subisidiar a los colectivos le costó al Estado nacional más de 10.500 millones de pesos durante 2011.

A partir del próximo 10 de febrero los usuarios de colectivos y trenes que no tengan la tarjeta SUBE pagarán una tarifa sin subsidio, informó la Secretaría de Transporte. Los funcionarios, sin embargo, no supieron contestar cuánto costará el pasaje sin la ayuda estatal. La quita íntegra del beneficio llevaría el boleto hasta los cuatro pesos, según estimaciones de empresarios del sector.

El spot publicitario que la Secretaría de Transporte comenzó a difundir el fin de semana por la televisión abierta y por cable informa que a partir del 10 de febrero para conservar el subsidio en trenes y colectivos del área metropolitana será necesario pagar con la tarjeta magnética. “Si no tenés tu tarjeta SUBE, vas a perder los beneficios del subsidio y tu pasaje lo vas a pagar más caro, pero si tenés tu tarjeta SUBE, vas a pagar lo mismo que pagás hoy”, indica el aviso.

En la actualidad, el boleto de colectivo cuesta entre $ 1,10 y $ 1,25 en la Ciudad. El pasaje de tren vale entre 80 centavos y $ 2,75 en el área metropolitana, según el recorrido.

Pero ante la consulta de El Cronista, ningún funcionario de la Secretaría que comanda Juan Pablo Schiavi supo contestar a cuánto se iría el pasaje dentro de quince días.

El sector empresario, en tanto, considera que sin ningún subsidio, el boleto de colectivo se iría a 4 pesos. Así lo había afirmado el presidente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (CEAP), Daniel Millaci, en noviembre último. “Sin subsidios, el boleto de colectivo del área metropolitana debería estar por sobre los 4 pesos. Ese es el valor que hoy debería tener, de acuerdo con la estructura de costos, que está avalada por la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA”, dijo entonces.

Fuentes del sector consultadas por este diario ratificaron esos datos y consideraron que el Gobierno podría implementar una quita gradual de subsidios que llevaría al boleto de colectivo a alrededor de $ 2,50. Sería una suba similar a la que implementó el gobierno porteño al hacerse cargo de los subtes, semanas atrás.

Los empresarios se enteraron del fin de los subsidios mirando televisión y comenzaron a llamar a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) para pedir precisiones, que no consiguieron. En el sector automotor indicaron que tenían acordado una quita progresiva de subsidios que llevaría el boleto hasta los $ 2,50, pero que quedó en suspenso. Los privados se quejan porque desde noviembre el Gobierno dejó de pagar subsidios a las petroleras por el combustible y pasó a computárselo directamente a las compañías de colectivos, que cobran con atrasos. La lista de quejas es larga e incluye al SUBE: cuando la máquina no anda, el usuario viaja gratis y la empresa de transporte debe hacerse cargo de la falla, aunque no sea su responsabilidad.

La Secretaría de Transporte, en tanto, apuesta a agilizar el otorgamiento de tarjetas SUBE a partir de esta advertencia. El plástico se saca en el momento, con DNI, en los locales de correo y los puestos móviles desperdigados por la Capital y los lugares de veraneo.

Con la SUBE, el Gobierno apuesta a segmentar la demanda y subsidiar a quienes lo necesiten. Así lo afirmó Schiavi a fines de noviembre. El 40% de los viajes en la Capital Federal se hacían por el sistema electrónico en ese entonces, indicó el funcionario.

 

El Ejecutivo tiene como meta desarticular la compleja maraña de subsidios al transporte. Según consignó la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), los concesionarios de trenes y subtes recibieron $ 4.203,9 millones el año pasado, o 35% más que en 2010. El transporte automotor recibió subsidios por $ 10.523 millones, o un 76% más que en el año anterior.

Comentarios

Ingresa tu comentario