Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Co-gobierno: la Federal monitoreará 75 puntos del sur y oeste porteño

En el marco del proyecto “Buenos Aires Ciudad Segura”, y en ausencia de funcionarios del Gobierno porteño, la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, inauguró este lunes un centro de control y vigilancia en el barrio porteño de Villa Lugano. Según el anuncio, desde allí se podrán monitorear cámaras de seguridad en los barrios de Liniers, Mataderos, Villa Lugano, Villa Soldati, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Versalles y Villa...

En el marco del proyecto “Buenos Aires Ciudad Segura”, y en ausencia de funcionarios del Gobierno porteño, la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, inauguró este lunes un centro de control y vigilancia en el barrio porteño de Villa Lugano.

Según el anuncio, desde allí se podrán monitorear cámaras de seguridad en los barrios de Liniers, Mataderos, Villa Lugano, Villa Soldati, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Versalles y Villa Real.

20120626-102124.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) El centro de monitoreo, instalado en la Comisaría 52 de la Policía Federal, permitirá monitorear imágenes de unas 300 cámaras instaladas en 75 puntos del sur y el oeste de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes oficiales anunciaron que en las próximas dos semanas finalizará la conexión de 15 sitios más para completar las 360 cámaras operativas de la circunscripción VIII, donde se tendieron 40 kilómetros de fibra óptica sobre un total de 500 kilómetros que prevé el proyecto completo de Buenos Aires Ciudad Segura.

“Este es el centro de monitoreo más grande que inauguramos. Los otros tres están ubicados en los barrios de Constitución, Balvanera-San Cristóbal y en el Departamento Central de Policía, el cual integra las imágenes producidas por las cuatro fuerzas federales de seguridad”, explicó la ministra Garré durante la inauguración en Lugano.

De acuerdo al informe, en los próximos meses esta circunscripción contará con 25 puntos fijos con cámaras lectoras de patentes emplazadas en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires desde la zona oeste del conurbano bonaerense.

Estos dispositivos cotejan de manera automática el número de la placa con la base de datos de autos con pedido de secuestro y activan inmediatamente una alarma en la red de comunicación policial.

Las imágenes que recibe este nodo también confluyen en el Centro de Comando y Control, ubicado en Azopardo 650.

Garré consideró que “el aporte de la tecnología y la participación de los vecinos en el diseño de mapas del delito complementan la labor policial”.

En el acto participaron el jefe y subjefe de la Policía Federal, comisarios generales Enrique Capdevila y Alejandro Di Nizo y secretarios y subsecretarios del ministerio de Seguridad. No participó ningún funcionario del Gobierno porteño.

Comentarios

Ingresa tu comentario