Buenos Aires, 17/11/2017, edición Nº 1829

Claves para detectar un ACV como el que sufrió Joaquín Furriel

El parte médico dice que está "estable y sin ningún daño o secuela que pueda impedirle su vida normal y cotidiana". 5 síntomas y factores de riesgo para entender qué le pasó y cómo actuar a tiempo.

“Joaquín Furriel llegó de su viaje por Europa, no sintiéndose bien. (…) Los médicos le diagnosticaron un Infarto Isquémico, una condición que afecta al cerebro y los vasos sanguíneos que lo suministran. Puede comenzar repentinamente y desarrollarse de forma rápida”, decía el único comunicado oficial sobre el estado clínico del actor de Entre caníbales.

Luego de la noticia, en las redes sociales y en los medios en general se habló mucho de por qué le pasó esto a “un hombre joven”, “que entrena mucho”, “que lleva una vida saludable”. Aquí algunas claves para detectar un ACV como el que sufrió Joaquín Furriel.

Infarto isquémico

“Está mal dicho en el comunicado oficial. Un infarto es siempre isquémico. Es una redundancia hablar de infarto isquémico”, explica a Clarín Juan Manuel Baldovino, neurocirujano especialista en ACV del grupo Medihome y de la Unidad de ACV de La Plata. “El ACV isquémico (que representa al 90% de los casos de ACV, sólo un 10% sufre un ACV hemorrágico, con sangrado), como el que posiblemente haya tenido Furriel, implica que hay una caída del flujo de sangre al cerebro, y la falta de oxígeno y glucosa, sobre todo de oxígeno, es lo que da como resultado la isquemia”, desglosa Baldovino.

En otras palabras, cuando la sangre circula muy lentamente puede coagularse y uno de esos coágulos puede impactar en el cerebro y producir el ACV. “La isquemia puede ser reversible, sin dejar secuelas”, afirma el neurocirujano y condice con el parte médico sobre la ausencia de daño cerebral.

5 síntomas para detectar a tiempo un ACV

1_Trastornos para mover uno o ambos miembros de un sólo lado del cuerpo. Furriel alegó estar muy mareado mientras estaba en Migraciones en el aeropuerto de Ezeiza.

2_Trastorno agudo para ver de uno o ambos ojos.

3_Trastorno agudo de confusión o del equilibrio para caminar o deplazarse.

4_Dolor de cabeza extremadamente fuerte y repentino.

5_Trastorno del habla o del entendimiento.

“Si el paciente que sufre un ACV isquémico es atendido antes de las 3 horas de inciados los síntomas, hay posibilidades de hacer un tratamiento especial que se llama fibrinolisis o trombolisis (romper el coágulo con un medicamento llamado r-TPA, Activador Tisular del Plasminógeno) y que la recuperación sea rápida”, advierte Baldovino y reconoce la importancia de la internación de Furriel apenas se descompuso.

La edad es un factor importante. “Cuanto más grande sos más riesgo tenés de sufrir un ACV. Pero este no es el caso de Furriel que tiene cuarenta y pico de años”, explica el doctor y señala otros factores. Haber tenido un ACV previo (tampoco es el caso del actor); antecedentes familiares de ACV, hipertención arterial, diabetes, sedentarismo, cigarrillo, alcoholismo y drogadicción. Pero en pacientes jóvenes, Baldovino habla de una “predisposición” relacionada con problemas de la sangre, que por ejemplo, pueden darse al estar durante muchas horas sentado en el avión”.

Joaquín Furriel se sintió mal luego de aterrizar en el país tras un largo vuelo desde Europa y Baldovino señala los riesgos de la descompresión de la cabina y el sedentarismo: “Si no te levantás, si no te movés o levantás las piernas de vez en cuando en el avión, hay una alteración de los fluidos venosos y ante una predisposición a un problema en la sangre, se puede generar un coágulo que viaje hasta el cerebro”.

IMPORTANTE. Algunos pasajeros, recetados por una arritmia cardíaca, toman un anticoagulante antes de volar. Otros, que no sufren esa condición, suelen tomar una aspirina antes del vuelo. Pero Baldovino aclara que la aspirina no es una indicación para evitar un ACV sino que es una medida de prevención secundaria “para que aquellos que ya tuvieron un ACV isquémico no tengan un segundo ACV”.

Comentarios

Ingresa tu comentario