Buenos Aires, 27/07/2017

Clausuraron la Embajada de Honduras en Buenos Aires en reclamo de justicia por el asesinato de Berta Cáceres

Laura Zuñiga, una de sus hijas dijo que "es un grito desde Argentina para demostrar que no hay ni olvido ni perdón" para los responsables, entre los que se encuentra el Estado hondureño y empresas multinacionales.

(CABA) A seis meses del asesinato de Berta Cáceres Flores y en el marco del día de la independencia hondureña, en el día de hoy la Comisión de Justicia por Berta clausuró la Embajada de Honduras en Argentina, ubicada en la avenida Santa Fé 936.

Berta Cáceres Flores, lideresa del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas en Honduras (Copinh) y defensora de los derechos de los pueblos, fue asesinada hace seis meses en su casa a manos de tres sicarios que formaban parte de las fuerzas militares hondureñas. Previa a la masacre, Berta recibió varias amenazas, a causa de su lucha contra la instalación del proyecto hidroeléctro Agua Zarca, financiado por la empresa DESA, que afectaría tanto al río Gualcarque, como a la comunidad originaria de Río Blanco.

Esto sucede dentro de un contexto político en Honduras, en donde en el año 2009 se efectuó un golpe de estado que derrocó al ex presidente Manuel Zelaya y estableció un gobierno que multiplicó la privatización de recursos naturales y la instalación de empresas transnacionales.

Berta Cáceres, líder de la comunidad lenca, además de haber recibido el Premio Ambiental Goldman, en 2005, encarnaba una lucha anticapitalista y antipatriarcal. Lamentablemente, se suma a una larga lista de asesinados por orden de DESA y en complicidad del Presidente Juan Orlando Hernández. En el momento de su muerte, desde todas partes del mundo llevaron condolencias a su familia y exigieron justicia por la ambientalista, como la cadena Telesur o Greenpeace.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario