Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Clausuran taller clandestino en Flores y detienen al dueño por “trata laboral”

Había 25 trabajadores encerrados bajo llave en condición de "trata y reducción a la servidumbre". El operativo se realizó en una vivienda de Felipe Vallese.

(CABA) El gobierno porteño clausuró ayer un taller textil en Felipe Vallese al 3100, en Flores, donde había 25 trabajadores encerrados que desempeñaban su tarea en condiciones de precariedad. La zona fue denunciada por vecinos y ONG como uno de los sitios de la ciudad donde más prolifera el trabajo esclavo. Precisamente a cinco cuadras de allí, en Páez al 2700, murieron dos niños calcinados tras incendiarse un taller clandestino.

“El lugar ya había sido clausurado en 2010, pero volvió a funcionar al cambiar la razón social. En las últimas dos inspecciones, el titular de este taller obstruyó los procedimientos e impidió el ingreso de los inspectores”, indicó, mediante un comunicado, la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

El taller funcionaba en un local de planta baja y en dos pisos. En el operativo liberaron a los 25 trabajadores que estaban encerrados en el primer piso cuando se llevó adelante el allanamiento. Efectivos de la Unidad de Trata constataron que cuatro de ellos residían de manera ilegal en el país.

Intervinieron en el operativo la Dirección de Fiscalización y Control de la AGC, la Dirección de Protección del Trabajo y la Policía Metropolitana, junto con Migraciones y la Unidad de Trata del gobierno.

En el interior del taller había más de 20 máquinas de coser y una gran cantidad de prendas que fueron confeccionadas minutos antes de que ingresaran los inspectores.

Por su parte, la Policía Federal dispuso la detención del titular del taller clandestino acusado de “trata y reducción a la servidumbre”, y dio intervención al Juzgado Federal N° 1, a cargo de la jueza Servini de Cubría.

La causa tramita en la Unidad Coordinadora de Investigaciones Complejas del Ministerio Público Fiscal, a cargo de Sandra Guagnino.

Con éste, ya suman más de 200 los talleres clandestinos clausurados en lo que va del año. El titular de la AGC, Juan José Gómez Centurión, resaltó que “resulta prioritario el control preventivo en este tipo de lugares, que muchas veces conviven con la ilegalidad evadiendo los controles”.

Según la Fundación La Alameda, sólo en la ciudad de Buenos Aires estarían asentados al menos 3000 espacios clandestinos donde se confeccionan miles de prendas por semana. Hay quienes aseguran que un alto porcentaje de la indumentaria que circula por todo el país proviene del circuito ilegal.

Se estima que en toda el área metropolitana los “talleres esclavos” son abastecidos por una red de 30.000 obreros costureros, en su mayoría provenientes de Bolivia. En la justicia federal hay un total de 51 procesamientos por explotación en talleres textiles de todo el país.

Felipe Vallese

Comentarios

Ingresa tu comentario