Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Clausuran El Teatro, ex Fenix de Floresta

El gobierno porteño tapió la puerta del teatro donde tocó Kapanga este sábado.El locutor Mario Pergolini seria uno de sus dueños. Y en Vacaciones de Invierno, funcionaba un circo, con ciertas limitaciones en su habilitación. (CABA) El Viejo Teatro Fenix, hoy “El Teatro”, que funcionaba en la esquina de Rivadavia y Pergamino en Floresta, y que seria propiedad del locutor Mario Pergolini fue clausurado luego de que cayera una mampostería,...

El gobierno porteño tapió la puerta del teatro donde tocó Kapanga este sábado.El locutor Mario Pergolini seria uno de sus dueños. Y en Vacaciones de Invierno, funcionaba un circo, con ciertas limitaciones en su habilitación.

(CABA) El Viejo Teatro Fenix, hoy “El Teatro”, que funcionaba en la esquina de Rivadavia y Pergamino en Floresta, y que seria propiedad del locutor Mario Pergolini fue clausurado luego de que cayera una mampostería, pero lo volvieron a abrir para un recital de la banda de rock, este fin de semana.

La Justicia porteña clausuró el boliche El Teatro, ubicado en el barrio de Floresta, a raíz de una caída de mampostería que hirió a varias personas que estaban en el lugar, pero los dueños lo reabrieron esa misma noche para que toque el grupo Kapanga.

Esa situación fue advertida por las autoridades, que volvieron a clausurar el lugar y tapiaron la puerta de entrada, según informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió el sábado pasado cuando se desprendió una parte de la mampostería del boliche, ubicado en la avenida Rivadavia al 7800, lo que produjo heridas leves a algunas personas que estaban en el lugar.

El gobierno porteño inspeccionó el lugar y por peligro de derrumbe dispuso la clausura administrativa.

Los dueños del lugar violaron la clausura y reabrieron el boliche para que toque Kapanga, lo que fue constatado por el fiscal penal, contravencional y de faltas de la ciudad Martín Perel, quien comprobó que había 1200 personas para presenciar el recital.

Así, se restableció la clausura pero para que no se vuelva a violar se tapió la entrada del lugar y se dejó una custodia de la Policía Federal, además de ordenarse el allanamiento del lugar.

“Se realizó un trabajo exhaustivo, desde el allanamiento, el secuestro de los equipos de música hasta la construcción de una empalizada de madera que evitara nuevas violaciones”, explicó el fiscal de la Cámara Penal Martín Lapadú, hijo del militante radical de Flores, Tito Lapadu.

El lugar también en Vacaciones de Invierno fue habilitado como circo, y funcionaba con cientos de sillas plasticas ubicadas hasta en los pasillos de evacuación. Para este fin de semana, tenían previsto realizar tres funciones, algo que todavía esta en dudas.

Comentarios

Ingresa tu comentario