Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Ciudad: hubo acuerdo y las clases arrancan el viernes 7

  (CABA) Treinta y uno por ciento en dos cuotas, una ya, en marzo, y la otra en agosto. Esa fue la oferta que hizo el Gobierno de Mauricio Macri y esa fue la oferta –la cuarta– a la que dijeron sí los representantes de los 17 gremios docentes de la Ciudad. Con la discusión salarial liberada, las clases en las escuelas de la Ciudad estaban previstas para arrancar el...

 

acuerdo

(CABA) Treinta y uno por ciento en dos cuotas, una ya, en marzo, y la otra en agosto. Esa fue la oferta que hizo el Gobierno de Mauricio Macri y esa fue la oferta –la cuarta– a la que dijeron sí los representantes de los 17 gremios docentes de la Ciudad. Con la discusión salarial liberada, las clases en las escuelas de la Ciudad estaban previstas para arrancar el miércoles próximo, después de los feriados por Carnaval, pero no será así. Los gremios de la Capital, reunidos en un plenario que continuaba al cierre de esta edición, decidieron que se plegarán al paro el miércoles y jueves y la inauguración del período lectivo se corrió para el viernes.

“La negociación salarial cubre las expectativas, pero los plazos son muy largos y aún seguimos reclamando por la falta de vacantes. Haremos paro dos días y las clases se iniciarán el viernes 7”, aseguró anoche a Clarín Mariano Denegri, el secretario de prensa de UTE.

El acuerdo entre la administración porteña y los sindicalistas incluyó una mejora del 44% del salario inicial, que llegaría a 6.050 pesos en agosto, más un adicional por material didáctico de 100 pesos. El incremento (del 20 % en marzo y del 11% en agosto) quedó en sintonía con la negociación que cerraron los docentes en Santa Fe –que lograron una suba de 30 por ciento desdoblado con un haber inicial de 6.553 pesos– y los de Córdoba, donde el gobernador José Manuel de la Sota firmó una mejora del 31,6% con un sueldo testigo de 5.500 pesos.

Las subas en estos tres grandes distritos no hacen más que ponerle presión a las paritarias docentes que se debaten en la mayoría de las provincias, en especial en la de Buenos Aires, la más poblada del país, donde el gobernador Daniel Scioli propuso una suba del 25,5%.

La propuesta fue rechazada tanto por SUTEBA, como por la FEB y UDOCBA y se pasó a un cuarto intermedio hasta el marte s, un día después de la reunión del sector a nivel nacional. En la Casa Rosada ya avisaron que no descartan que el incremento pueda dictaminarse a través de un decreto de la Presidenta.

“Hay claroscuros en la oferta porque no es dentro del primer semestre. Pero la decisión la van a tomar los docentes”, había dicho el jefe de los docentes de UTE, Eduardo López, luego de una segunda reunión que mantuvo con el ministro de Educación, Esteban Bullrich. A esa altura, en el macrismo celebraban silenciosamente la noticia.

Tenían prohibido hablar de “acuerdo” porque los gremialistas les habían pedido tiempo para llevar la propuesta a los docentes. En el plenario hubo discusiones, y, según Télam, UDA habría rechazado la oferta. Pero se impuso el sí sobre el cierre de esta edición. Siguieron, de todos modos, las críticas a las inscripciones por Internet y a lo que ellos denominan “las aulas containers”, una definición que rechazan en el macrismo.

A favor de los gremios, el acta paritaria estableció dos cláusulas que venían reclamando. La de “monitoreo de sueldos” y otra de “recategorización de horas cátedra. “Vemos que ha habido un esfuerzo y aceptamos la propuesta. Es un acuerdo importante para los maestros de taller. Se podría haber pedido algo más, pero el número es importante”, dijo anoche a Clarín el secretario general de los profesores de enseñanza técnica de AMET Capital, Héctor Cova.

Comentarios

Ingresa tu comentario