Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Ciudad Buenos Aires, cada vez más parecida a Europa

La tendencia al envejecimiento de la población, las familias chicas, la soledad y la baja natalidad crecen en Buenos Aires como en las principales ciudades de Europa. (CABA) En un perfil cada vez más parecido al de los países europeos, en la ciudad se consolida la tendencia a la vida en soledad y las familias chicas, a la baja natalidad y al envejecimiento de la población. En más de 60%...

La tendencia al envejecimiento de la población, las familias chicas, la soledad y la baja natalidad crecen en Buenos Aires como en las principales ciudades de Europa.

img_ppal

(CABA) En un perfil cada vez más parecido al de los países europeos, en la ciudad se consolida la tendencia a la vida en soledad y las familias chicas, a la baja natalidad y al envejecimiento de la población.

En más de 60% de los hogares porteños viven una o dos personas: 31,7% vive solo y 29,7% lo hace con otra persona. Otro 16,6% de los hogares está formado por tres miembros, y sólo en 7 de cada 100 viven cinco o más individuos.

Como otra cara del mismo fenómeno, el 38,7% de las mujeres no tienen hijos y, de las que sí, casi el 70% tiene hasta dos (29,3%, uno, y 39,9%, dos). Mientras tanto, el 33,4 por ciento de los porteños ya cumplió 50 años o más.

Al igual que en mediciones anteriores, hay más mujeres que hombres en la ciudad (53,7% contra 46,3%), aunque ellos son mayoría como jefes de hogar. La diferencia, no obstante, se está achicando: mientras que en 2012 el 41,6% de las familias era mantenida principalmente por una mujer, en 2013 la proporción creció a 44,4%.

La comuna 1 (los barrios de Retiro, San Nicolás, Montserrat, Constitución, San Telmo y Puerto Madero) es la excepción a la regla, ya que las jefas de hogar (52,1%) ya superan en porcentaje a los jefes.

El promedio de hombres que sostienen económicamente sus hogares bajó de 58,4% a 55,6%.

Todos estos datos, un claro reflejo de la vida y los hábitos de los porteños, surgen de la Encuesta Anual de Hogares (EAH) realizada en 2013 por la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, y su edición anterior. Al comparar ambas encuestas se advierte una ratificación de las tendencias sociales.

Según el último relevamiento, los barrios del sur porteño todavía son los más pobres, y en ellos se registran los índices de peor calidad de vida. En la ciudad, el ingreso promedio fue de $ 6334 el año pasado. La cifra cae drásticamente entre los habitantes de la comuna 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo), con $ 3923, y de la 4 (Pompeya, Parque Patricios, Barracas y La Boca), con $ 4478.

En el otro extremo, los residentes de las comunas 14, 13 y 2 (Palermo, Belgrano, Núñez, Colegiales y Recoleta) tienen un ingreso individual promedio superior a los 8000 pesos.

En el mismo sentido, existe hacinamiento crítico (tres o más personas por ambiente) en el 1,6% de los hogares porteños, en promedio. La proporción trepa al 4% en la comuna 8; al 3,9%, en la comuna 1, y al 3,6% en la comuna 9 (Parque Avellaneda, Mataderos y Liniers).

Cómo las condiciones y los estilos de vida se asocian a la geografía también se deduce de otros indicadores. Como quedó dicho, en el 60% de los hogares porteños habitan una o dos personas, y sólo en el 7,7% lo hacen cinco o más.

Pero, por ejemplo, en las comunas del Sur (4, 8, 9 y 10) se duplica el porcentaje de familias con cinco o más miembros y crece notoriamente, hasta el 22%, la cantidad de hogares con cuatro integrantes, bien por encima del promedio general, de 14,3 por ciento.

Como contrapartida, en las comunas del Norte (2, 13 y 14) son mayoría los hogares con dos personas (36,7%), mientras que los “solos” habitan principalmente en todo el corredor central de la Capital.

Los índices de maternidad también difieren según la zona. En promedio, sólo una de cada 10 mujeres (10,5%) tiene cuatro o más hijos. Pero en las comunas 8 y 1 son más prolíficas; en la primera, el porcentaje se duplica (21,9%), y en la segunda trepa hasta el 18 por ciento.

Mientras que las madres de un solo hijo son, en promedio, el 29,3 por ciento, en la comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal) representan el 37,5 por ciento.

En términos generales, entre 2012 y 2013 creció medio punto porcentual el total de mujeres mayores de 14 años que tienen uno o dos hijos: de 68,6% a 69,2%. Las que no son madres se mantienen en un porcentaje estable, de 38,7 por ciento.

También ronda la misma variación la cantidad de porteños que cumplieron 50 o más años. En un año pasó de 33% a 33,4%. Cabe destacar que el segmento de adultos de 70 o más años (12,3%) supera en porcentaje a los segmentos de 50 a 59 (10,7%) y de 60 a 69 (10,4%).

Al analizar comuna por comuna, se constata que es mayor la longevidad en la comuna 13 (Belgrano, Núñez, Colegiales), con un 38,8% de personas mayores de 50 años; la comuna 2, con el 37,5%, y la comuna 6 (Caballito), con el 36,6 por ciento. En ésta sobresalen, con un 15%, los habitantes de 70 o más años.

Otro dato que surge de la Encuesta Anual de Hogares 2013 es la relación entre propietarios de viviendas e inquilinos. En promedio, el 56,8% de las familias es dueña del hogar que habita y del terreno sobre el que está asentado. En cambio, el 32,1% es inquilino arrendatario.

A ellos se suma un 11% de familias que sólo son propietarias de la vivienda, ocupantes por trabajo, ocupantes por préstamos, cesión o permiso u ocupantes de hecho.

La proporción mayor de dueños de vivienda y terreno se concentra en la comuna 10 (Villa Real, Versalles, Villa Luro, Montecastro, Vélez Sarsfield y Floresta), con el 68,9%, y la comuna 9, con el 66 por ciento.

La mayor cantidad de inquilinos se registra en la comuna 1: casi la mitad de las familias (47,2%) alquilan la vivienda que ocupan en los barrios de Retiro, San Nicolás, Montserrat Constitución, San Telmo y Puerto Madero.

En cuanto al tipo de viviendas, existe un fuerte predominio de los departamentos -con el 73,7% en promedio en toda la ciudad- por sobre las casas, que representan el 21,7 por ciento. En la comuna 2 (Recoleta), los departamentos constituyen el 98,7% de las propiedades.

La EAH también evaluó el origen de los residentes en la Capital. En promedio, el 61,5% nació en la ciudad; un 12,4%, en la provincia de Buenos Aires; un 13,1 por ciento, en otras provincias, y un 7%, en países limítrofes.

La población nativa trepa por encima del 70% en las comunas lindantes con la General Paz en el oeste y el noroeste porteño: la 10, la 11 (Devoto, Villa del Parque, Villa Santa Rita y Villa Mitre) y la 12 (Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Coghlan y Saavedra).

Asimismo, el porcentaje de extranjeros de países limítrofes sube notoriamente en el sur de la Capital y se ubica, en las comunas 4 y 8, por encima del 17 por ciento.

En el Sur también resulta mayor la cantidad de población que depende del sistema público de salud. Mientras que en el promedio para toda la ciudad un 16,8% de las personas no tiene cobertura de obra social o prepaga, en la comuna 8 el porcentaje asciende al 40,9% y en la comuna 4, al 35,5 por ciento.

En el otro extremo, en las comunas 2, 6, 11, 12, 13 y 14 más del 90% de los vecinos están afiliados a algún sistema de salud diferente del estatal, como obra social o prepaga.

La vida laboral también mereció un apartado en la EAH. Según los datos, el 57,1% de los porteños tiene empleo, un 5,6% está desocupado y un 8,7%, subocupado.

El mayor porcentaje de desocupados y subocupados se registra en las comunas 4, 8 y 9..

Según el censo 2010, viven en la ciudad de Buenos Aires 2.891.082 personas, unos 100.000 habitantes menos que los que se registraron oficialmente en 1947.

La migración representa en la población local un componente fundamental. Se registraron dos oleadas: a mitad del siglo XIX y a principios del XX, la llegada de europeos, mientras que desde 1970 creció la inmigración desde países limítrofes

Las colectividades paraguaya, boliviana y peruana representan la mayor cantidad de personas sobre el total de inmigrantes

En la última década el aumento de la población en las villas miseria fue notorio: subió 52,3 por ciento.

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario