Cinthia Fernández reconoció que aceptó trabajos que hoy rechazaría por su familia

Cinthia Fernández reconoció que aceptó trabajos que hoy rechazaría por su familia

(CABA) La maternidad y el casamiento con el padre de sus hijas la cambió por completo. Y aunque hoy no despotrica de su polémico pasado, Cinthia Fernández reconoce que “de pendeja” hizo muchas cosas, como por ejemplo desnudarse en plena peatonal de Villa Carlos Paz, que hoy no volvería a hacer por sus tres hijas, su marido y por ella.

“Hay cosas que ya no puedo hacer, que me tengo que ubicar porque estoy en pareja”, reconoció este jueves la modelo en el programa Los ángeles de la mañana.

La morocha salió al aire en el programa de El Trece en un móvil desde su casa para explicar el video de sus mellizas, Charis y Bella, pegándole a la pequeña Francesca, que le valió la critica de miles de usuarias de Instagram. Sin embargo, la entrevista se desvirtuó y ella terminó hablando de su presente laboral y su matrimonio con el futbolista Matías Defederico.

“Al principio Mati era re celoso”, detalló Cinthia ante la pregunta de Ángel de Brito sobre si había rechazado alguna propuesta de trabajo por el futbolista. Y siguió: “Él no me decía nada, pero yo lo hacía por miedo: estaba tan enamorada que no enganchaba laburos por hacer todo bien. Si hubiese estado sola, los hubiera agarrado. Tenía lógica: hoy lo entiendo”.

20161020154432_26372815_0_0-600x360

En referencia a los trabajos más polémicos que no volvería a realizar, dejando de lado aquellos videos que la hicieron famosa cuando apenas salía de la adolescencia y los desnudos para las revistas de hombres, Fernández mencionó dos situaciones específicas.

La primera tiene que ver con las jugadas coreografías que hizo en ShowMatch y, la segunda, los desfiles en tanga por las calles de Villa Carlos Paz allá por 2011. “He estado desnuda en la calle”, aclaró y confesó que hoy eso le da “un poco de vergüenza” al ver que “mostraba el culo a más no poder”. “¡Qué innecesario! Me pasó en el Bailando. Hice un adagio con un hilo dental clavado, ¡no tiene nada que ver! No me quejo porque me fue bien, pero era pendeja y no me importaba nada”, cerró Cinthia.

S.C.