Buenos Aires, 21/08/2017, edición Nº 2080

Cinco precauciones antes de salir a correr

Para tener en cuenta.

Couple running

(CABA) Ahora que los días empiezan a ser más largos, no hay nada mejor que hacer ejercicio al aire libre para disfrutar unas horas de sol. Salir a correr tiene un impacto muy positivo en la salud. Los beneficios más obvios son la tonificación muscular, la quema de grasas y la reducción de los niveles de colesterol, además de que es una actividad que permite disfrutar de los espacios verdes y está comprobado que te hace sentir más feliz. Cada vez se pueden ver más mujeres y hombres de todas las edades corriendo por las calles, solos o en grupo. Sin embargo, puede ser riesgoso si no se está acostumbrado. Por ello, debés tomar las siguientes precauciones antes de comenzar a hacerlo.

1. Hacerte un chequeo
Es aconsejable someterse a una revisión médica previa para conocer nuestro estado cardiovascular ya que es algo que casi siempre dejamos pendiente. “Es esencial hacerse los chequeos de salud y tener un certificado médico”, asegura Laura Urteaga, directora del Running Team La Deportista.

2. Tener en cuenta la superficie
Debés considerar dónde vas a salir a correr. Por ejemplo, si lo hacés sobre un camino de cemento, el impacto en tus articulaciones será diferente a si lo hacés sobre una superficie de tierra.

3. Llevar la vestimenta y calzado apropiado
Es recomendable que adecues tu vestimenta al clima. Hoy en día existen diversos tejidos que permiten correr en condiciones de calor o frío. Si es posible, evitá el algodón, porque es una prenda que absorbe mucho el sudor y acaba siendo incómoda. Lo mejor son las camisetas técnicas de carrera. Además, hay que tener en cuenta “que no tengan costuras demasiado sobresalientes porque hay que evitar el roce, sobre todo en las carreras largas”, aconseja Cecilia Urteaga, profesora del Grupo de Entrenamiento, y agrega que lo indispensable es tener el calzado adecuado ya que todas las fuerzas e impactos van dirigidos hacia los pies: “buscaremos que las zapatillas sean amortiguadas, que tengan un contrafuerte rígido que sostenga bien los talones y den estabilidad y que sean flexibles en su zona media”.

4. Calentar antes de correr
Al igual que después de correr tendrás que elongar, deberás estirar y calentar antes de salir a correr. Ejercicios de calentamiento adecuado, además de caminar a buen ritmo e ir aumentando la velocidad gradualmente es lo indicado, ya que es necesario para evitar lesiones.

5. Ser constante
Una vez que uno toma la rutina de salir a correr lo ideal es que la respete regularmente. De esta manera tu cuerpo se irá sintiendo cómodo con esta nueva actividad.

Comentarios

Ingresa tu comentario