Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Cigarrillo: unas de las causas de infertilidad

Para a mujer.

005D6CTGP1_1

(CABA) En los hombres el tabaco afecta la calidad del semen y reduce la cantidad de espermatozoides. El tabaco daña la salud de varias formas y la fertilidad de hombres y mujeres es una de ellas. Estudios científicos estiman que el tabaco hace que las mujeres tengan aproximadamente 40% menos posibilidades de quedar embarazadas en cada ciclo, lo cual genera inconvenientes para lograr la gestación. En mujeres de mayor edad, el efecto adverso del tabaquismo sobre la fertilidad es más notorio.

La capacidad de fertilidad está directamente relacionada con la cantidad de cigarrillos consumidos”, advierte el doctor Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico y presidente de la Fundación Repro.
Según detalla el experto, la nicotina y otras sustancias químicas tóxicas interfieren con la capacidad del organismo de producir estrógenos, una hormona fundamental para regular la ovulación, y puede hacer que los óvulos de las mujeres se vuelvan más vulnerables a las anomalías genéticas. “Fundamentalmente las toxinas que libera el cigarrillo y su efecto sobre los vasos sanguíneos afectan las glándulas endocrinas y, por lo tanto, los órganos reproductores como el ovario y el testículo”, explica Pasqualini, para luego agregar: “En el caso de los hombres, el tabaquismo además puede generar alteraciones en los niveles hormonales que controlan la fertilidad, provocando una disminución en la calidad del semen y una reducción de la cantidad de espermatozoides, su movilidad y variaciones en su morfología”.

De acuerdo con el especialista, en el caso específico de las técnicas reproductivas, Pasqualini advierte que la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) sostiene que se requieren casi el doble de intentos de fertilización in vitro para concebir en los fumadores que en los no fumadores. “Se ha informado que las mujeres fumadoras requieren mayores dosis de gonadotropinas para estimular sus ovarios, tienen menores niveles de estradiol, un menor número de ovocitos obtenidos, tasas de implantación más bajas, y se someten a más ciclos de fertilización fallida que los no fumadores”, destaca.

Además, se incrementan las tasas de aborto espontáneo”, añade el presidente de la Fundación Repro, quien admite que la reducción de la fecundidad natural asociada con el tabaquismo, en general, no puede ser superada por las tecnologías de reproducción asistida.

Respecto del modo en que el hábito de fumar afecta la posibilidad de quedar embarazada, el profesional indica que entran en juego los siguientes factores:

Flujo sanguíneo reducido a nivel de los genitales, contribuyendo a la sequedad vaginal y otros problemas sexuales.
Disminución del número de óvulos debido a la destrucción de óvulos en los ovarios antes de que alcancen la madurez.
Efecto perjudicial directo del cigarrillo en la etapa de maduración del óvulo (en cada ciclo a partir del sexto día de desarrollo), momento en que éste se torna más sensible al tóxico.
Alteraciones de la liberación de las hormonas.
Disminución de la motilidad de la trompa de Falopio y posibilidad de enfermedad tubárica.
Disminución de la capacidad de implantación del embrión.

Según hace hincapié Pasqualini, una investigación demostró que dejar de fumar por lo menos dos meses antes de someterse a una técnica de fecundación in vitro (FIV) eleva significativamente las posibilidades de concebir.

Si bien las fumadoras sufren efectos irreversibles en la función ovárica, el daño producido puede revertirse, en parte, si se deja el cigarrillo antes de comenzar con las técnicas de reproducción asistida”, insiste.

Fuente: http://doctorvid.com/

Comentarios

Ingresa tu comentario