Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Charla sobre gestión cultural, en la Asociación Entrerriana de Buenos Aires

El orador central fue Emilio Lafferriere, Director General de Relaciones Instituciones del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad, en representación del Ministro de Cultura Hernán Lombardi.

(CABA) La charla forma parte de un ciclo de conferencias que la Asociación viene realizando con referentes de diversas áreas, de la que participa un público mayormente de residentes entrerrianos en Buenos Aires.

Luego de la presentación de María Cristina Salinas Urquiza, miembro de la Asociación, Emilio Lafferriere basó su presentación en los preceptos generales que han guiado las acciones de la política cultural de la Ciudad de Buenos Aires en la gestión en de Mauricio Macri y de Hernán Lombardi como responsable del área, en el marco de la situación actual del país gobernado por el kirchnerismo en los últimos 12 años.

“Vengo a decir lo que hemos hecho en la Ciudad, lo cual nos entusiasma mucho y nos da orgullo como equipo, pero quiero hacer hincapié en que estamos ante la posibilidad de un cambio en el país. Y esa disputa donde más claramente se puede constatar en la visión cultural de lo que quiere para la Argentina”, inició Lafferriere.

“Mas alla de los logros que podemos enumerar en materia cultural en la Ciudad en estos años que han sido muchos y seguramente faltan otros tantos, quisiera detenerme a compartir con ustedes la visión, los valores, que han sido los principios rectores de la gestión. Y esto no escapa a la coyuntura general nacional.
En primer lugar, la concepción de la cultura: la entendemos como una herramienta de transformación individual y social, y no como un mero instrumento de propaganda. Nos interesa movilizar el pensamiento, el debate, el diálogo, estimular una nueva forma de relacionarnos políticamente y como individuos que forman parte de un colectivo con relaciones en común. No nos gusta un país dividido ni profundizar antinómicas o sectarismos. Trabajamos para pluralidad y para la convivencia. Eso es lo que venimos haciendo en Buenos Aires como visión cultural”.

“La cultura debe servir para estimular la capacidad creadora de los individuos, para formar ciudadanos libres que puedan pensar, expresarse y realizarse en libertad. La marca de Buenos Aires es el amplio abanico de expresiones del pensamiento. Es una riqueza histórica que nos hace diferentes”.

“Nunca hay que bajar los brazos cuando está latente la amenaza de una hegemonía cultural, sea de donde provenga. Debemos redoblar los esfuerzos para garantizar la libertad de pensamiento de cada individualidad y del que piensa distinto. Eso nos hace mejores”.

Lafferriere hizo mención a que justamente tiene una formación que considera producto de la escuela pública en la provincia de Entre Ríos, de fuertes valores federales, y de respeto a la institucionalidad. “Como entrerriano en Buenos Aires, ocupando un cargo público en esta Ciudad siento una doble responsabilidad, la de mi cargo y la de sentirme un embajador de mi provincia en esta ciudad. Como nieto de inmigrantes, soy muy respetuoso de nuestros procesos históricos, que fueron construidos por argentinos como nosotros que se fueron pasando la posta. Y hoy somos los que somos, con aciertos y errores, producto de eso. Me siento orgulloso de formar parte de una nación que nació cosmopolita, peleando por la libertad y por la causa del genero humano (igualdad, libertad, solidaridad), en un mundo que se expendía”.

“Una asignatura pendiente es mayor institucionalidad, eso nos hará mejores. La institucionalidad no es una declamación vacía, requiere de un entramado complejo y dinámico, de pesas y contrapesas. Es la forma de incorporar mediaciones que eviten las desmesuras del poder, que enmarquen esfuerzos individuales en una forma virtuosa, que encaucen los debates maduros hacia la definición de rumbos comunes. La ausencia de institucionalidad y de instituciones sólidas nos hace mas inseguros y por ende con menos posibilidades de desarrollo, lo cual termina en una condena a los mas débiles”.

“Argentina está en inmejorables condiciones planetarias. Solo encontrando una nueva forma de relacionarnos, con debates maduros y un accionar inteligente podremos solucionar nuestras urgencias, nuestros problemas, y –por nuestras potencialidades- volver a ser una referencia de calidad de vida en el mundo. Como los soñaron nuestros abuelos para nosotros, nosotros lo estaríamos logrando para nuestros hijos. No podemos resignarnos a un debate mejor”, finalizó Emilio Lafferriere.

La charla tuvo lugar en la sede de la Asociación Entrerriana General Urquiza, en el marco de los encuentros que esta asociación viene realizando con referentes de gobierno y de la sociedad civil, como asi tambien escritores y artistas.

La Asociación Entrerriana General Urquiza fue fundada en 1925 y es la continuadora de la labor iniciada por el Centro Entrerriano que data de 1901. Tiene como misión la reunión de los residentes entrerrianos en Buenos Aires para el fomento de las actividades culturales e históricas. Fue declarado sitio de Interés Cultural por la Legislatura Porteña.

En el encuentro estuvieron presentes miembros de la Asociación Dr Cesar Martin Ansa, su presidente, María Cristina Salinas Urquiza presentadora del evento, como así también personalidades como Natu Pablet, reconocida en el mundo de las letras por su trayectoria al frente de Clásica y Moderna, la escritora Ana Franceschini, el Sub Jefe de la Policía Metropolitana Crio. Mayor Ricardo Pedace, entre otros.

emilio 2

Comentarios

Ingresa tu comentario