Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

Celulares: los de media gama ya son casi tan potentes como los más caros

Es porque se abarataron las tecnologías y los premium frenaron su carrera de innovación

(CABA) La producción tecnológica es tan vertiginosa que cuando un teléfono de gama alta se asoma en las vidrieras, a los pocos meses, una configuración similar ya gira en uno de nivel medio. Este circuito termina por acortar la brecha que separa a los aspirantes de los aspiracionales. Estos modelos intermedios se apoyan en un diseño refinado, que no le escapa al chasis metálico, los bordes redondeados y un hardware avanzado. El objetivo es alcanzar una experiencia similar al tope de línea, pero a un valor inferior. Muchos ya se consiguen en el país.

La línea de ataque de los que ofrecen más por menos está integrada por la versión 2016 del Samsung Galaxy A5, LG K10, Huawei G8, Sony Xperia M5 y el Moto G4 Plus. En general, incluyen procesador de 8 núcleos, pantalla superior a 5 pulgadas con resolución Full HD, batería de alta duración y elementos desequilibrantes como lector de huellas, cámara profesionales y sonido HiFi. Su precio ronda los $ 10.000.

En las primeras versiones de Android las diferencias entre baratos, accesibles y caros estaban muy marcadas y si alguien pretendía un balance entre desempeño y durabilidad debía avanzar hacia el extremo superior. Pero con la optimización que Google fue practicando en su sistema operativo, con requisitos menos exigentes, las desigualdades se fueron nivelando.

Una de las explicaciones del acercamiento entre gamas está en la evolución experimentada en los chipsets, sobre todo en la serie 600 de Qualcomm y también, en los semiconductores que vienen doblando la marcha, como pueden ser los componentes para comunicación de MediaTek. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario