Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Caso de mala praxis en el Sanatorio San Cayetano de Mataderos

Los cirujanos fueron llevados a juicio oral por operar tobillo equivocado.

(CABA) Dos especialistas en ortopedia y traumatología que debían intervenir quirúrgicamente a una mujer quedaron procesados por “lesiones culposas graves“. Los médicos se confundieron de pie y trabajaron sobre el que tenía sano. El caso de mala práxis ocurrió en el Sanatorio San Cayetano de Mataderos.

La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento por el delito de “lesiones culposas graves” a dos cirujanos especialistas en ortopedia y traumatología que debían intervenir quirúrgicamente a una paciente de un tobillo y, por error, realizaron la operación en el que tenía sano, por lo que ahora quedaron al borde del juicio oral y público.

Fuentes judiciales indicaron que la Sala Cuarta del tribunal de apelaciones ratificó los procesamientos de los médicos Maximiliano Miragliotta y Daniel Sergio Pereyra, a raíz del hecho que fue consecuencia de “una actuación imperita o bien negligente”.

Con los procesamientos confirmados por los camaristas Alberto Seijas, Mariano González Palazzo y Carlos Alberto González, ambos médicos quedaron en los umbrales de un juicio oral y público en el que se ventilará la situación que culminó el 5 de junio de 2013 cuando la mujer fue intervenida quirúrgicamente en el Sanatorio San Cayetano, de esta Ciudad.

Según constancias del expediente, la mujer realizó una consulta médica “en virtud de un accidente que había sufrido décadas atrás”, oportunidad en la que “fue intervenida quirúrgicamente en la pierna derecha en varias oportunidades” por una “artrodesis de tobillo, procedimiento que implicó la colocación de tres tornillos”. “Durante 2012 se determinó que uno de los implantes se había roto, por lo que debía ser reemplazado. El 5 de junio de 2013, en el Sanatorio San Cayetano de esta ciudad, los imputados, médicos cirujanos especialistas en ortopedia y traumatología, la operaron nuevamente”, recrearon los magistrados.

Más la intervención la practicaron erróneamente sobre el tobillo izquierdo” pese a que “hay tres elementos a considerar: que el tobillo que debía operarse era uno que ya tenía intervención previa por lo cual debía tener cicatrices, que se hallaba inflamado y que poseía un tornillo partido”, todos elementos que “no existían en el tobillo operado por los imputados“.

A la mujer “se le practicó la fijación de las articulaciones subastragalinas del tobillo izquierdo cuando de las constancias analizadas tendría que haberse intervenido el tobillo derecho“, por lo que la paciente debió ser asistida por el servicio de psicología del nosocomio al encontrarse en estado de intensa angustia debido a la reciente intervención quirúrgica en su pie sano”.

401784_10201236383651377_894409627_n

Comentarios

Ingresa tu comentario