Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Caso Creamfields: “abuso sexual y privación ilegítima de la libertad”

En una nota anterior, Parabuenosaires publicó los testimonios de las personas que denunciaron haber sufrido abusos de parte de la seguridad del evento, que seleccionaba gente al azar que  luego los llevaba a unas carpas a los costados de la entrada, donde hacían algo más que un “cacheo” de rutina, sin ofrecer ningún tipo de identificación. Ahora las denuncias se han hecho efectivas y se les ha dado una carátula....

En una nota anterior, Parabuenosaires publicó los testimonios de las personas que denunciaron haber sufrido abusos de parte de la seguridad del evento, que seleccionaba gente al azar que  luego los llevaba a unas carpas a los costados de la entrada, donde hacían algo más que un “cacheo” de rutina, sin ofrecer ningún tipo de identificación. Ahora las denuncias se han hecho efectivas y se les ha dado una carátula.

creamfields

(CABA) Siguen aumentando las denuncias por abuso de autoridad en la Creamfields. No son pocos los asistentes del evento que hicieron caso al post  que se viralizó en facebook y foros de música elenctrónica, en el que se invitaba a todo aquel que haya sido testigo o victima de los abusos de autoridad vayan con su entrada y DNI a Viamonte 1153, entre Libertad y Cerrito. Fuentes oficiales que han realizado la denuncia,  afirmaron que la caratula de la denuncia es “abuso sexual y privación ilegítima de la libertad”. Todos aquellos que recurrieron a la Cámara de Apelaciones en lo Criminal o Correccional, se presentarán ante un Juzgado de Instrucción de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional para dar testimonio.

Los rituales de “cacheo” en la entrada de las Creamfields ya son conocidos por todos los habitué de la fiesta. Sin embargo los de este año han tenido la peculiaridad, según los asistentes, de haber sido muy intimidantes e invasivos en su método, tanto por la falta de identificación de las personal que realizaba las tareas, quienes habrían obligado a gente elegida al azar a meterse en una carpa “especial” para realizar las  revisiones pertinentes.

Ningún otro medio ha hecho eco de estas denuncias. Lo único que se ha remarcado es que hubo alrededor de 40 mil personas, número bastante menor considerando las concurrencias históricas, en los que la edición argentina de Creamfields ha logrado superar incluso a la original inglesa.

 

 

 

Comentarios

Ingresa tu comentario