Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

Casa FOA 2015, en una casona de Retiro

La muestra de arquitectura, interiorismo y paisajismo se puede visitar hasta el 30 de noviembre La residencia esta situada en la calle Basavilbaso 1233.

(CABA) Construida en 1906, la residencia es la nueva sede de Casa FOA, la muestra de diseño revestida de solidaridad. Los visitantes recorren los más de 2000 metros cuadrados intervenidos por artistas. Así transcurre esta exposición que, desde hace tres décadas, deja su huella en rincones emblemáticos de la ciudad.

Los organizadores de Casa FOA dicen que apostaron a su origen para celebrar esta edición aniversario, en la que festejan 30 años. En las anteriores intervinieron palacios, silos, fábricas, construcciones portuarias, un mercado, un monasterio y una estancia, entre otras joyas. Hoy el escenario es una mansión, similar a la antigua casona de Quintana 236, en Recoleta, elegida para la primera exposición en 1985.

La residencia tiene un ingreso similar al de los patios palaciegos, con un camino que se usaba para estacionar carruajes. En su interior hay un espacio central en el que confluyen dos pisos, con habitaciones alrededor. La planta baja es de uso social: hay un living, un comedor, un baño y salas de música, lectura y billar. En el primer piso, habitaciones privadas con sus baños y balcones, pisos de roble traídos de Eslovenia y los mármoles y la boiserie fueron reacondicionados por artistas, arquitectos, paisajistas y diseñadores. Durante seis meses decoraron cuarenta espacios que pueden visitarse todos los días, de 13 a 21, hasta fin de mes. Los jueves y viernes hay jornadas extendidas, hasta la 0, con conciertos en vivo y ofertas gastronómicas. La entrada cuesta 130 pesos.

La mansión antes de la intervención de Casa FOA, estaba valuada en 8.000.000 de dólares. Hoy, sus 26 herederos podrían venderla por 12.000.000 de dólares.

Comentarios

Ingresa tu comentario