Carlos Tomada: “hay un manejo discrecional del trabajo”

Carlos Tomada: “hay un manejo discrecional del trabajo”

(CABA) Por los ventanales del despacho de Carlos Tomada ya no se distingue la costa del Río de la Plata ni el mítico Luna Park. Se alcanza a ver entre andamios y una media sombra azul la silueta de la Casa Rosada. Desde su oficina en la Legislatura porteña, adonde desembarcó tras 12 años como ministro de Trabajo del kirchnerismo, sugiere que hay “un manejo discrecional” del empleo y dice que es “imprescindible” la aprobación de la ley que suspende los despidos por 180 días.

Hace casi siete años, Tomada cuestionó una medida similar a la que hoy impulsa como opositor. Sin una pregunta previa, marca él mismo la contradicción. “El contexto era absolutamente distinto. Había un gobierno que generaba empleo y que frente a una crisis internacional optó por políticas contra cíclicas para mantener la actividad económica y el consumo. Y que optó por políticas activas de empleo y la intervención del Estado para que las empresas no tuvieran que optar por los despidos”, argumenta el legislador del Frente para la Victoria, en una entrevista con La Nación.

-¿Imaginaba este contexto laboral a cinco meses de irse del Gobierno?

-A partir del 10 de diciembre se desplegó una ofensiva contra el empleo que hizo hincapié en el sector público, estigmatizando a los trabajadores. Se avanzó con una clara idea de persecución política y de dar piedra libre a los despidos en el sector privado. Y de esa forma conformar un nivel de desocupación que apunte a disciplinar a los trabajadores.

-¿Estas medidas realmente disciplinaron a los trabajadores?

-Todas estas discusiones sobre los números del empleo, se tome la estadística que se tome, fueron saldadas con la movilización del 29 de abril. Esa cantidad de trabajadores y esa diversidad de sectores no se movilizan si no sienten en riesgo el empleo, el salario y la seguridad social.

-Usted fue a la marcha del 29…

-Sí. Me parecía que la defensa del empleo siempre amerita acompañar.

-¿Lo escuchó a Moyano o se fue antes?

-Sé escuchar a todos.

-¿No es exagerado hablar de una ola de despidos?

-La cantidad de trabajadores que se movilizaron se explica a partir de la vigencia de un riesgo sobre el empleo y los salarios.

-¿Hace alguna autocrítica de lo que fue su gestión?

-No sé si autocrítica, pero sí tarea inconclusa. Debimos haber bajado más el trabajo en negro y deberíamos haber acelerado el proceso de pase a planta permanente de los trabajadores públicos.

-¿Y la inflación?

-Cuando nos fuimos la inflación estaba en descenso y la actividad económica crecía 2,1%, reconocido por el actual gobierno. Los salarios, durante los 12 años, siempre mejoraron. Tal vez hubo un año que no.

-En el Consejo del Salario se actualizará el seguro de desempleo, que está en $ 400 desde 2006. ¿Qué esté congelado quiere decir que la falta de empleo no era hasta hace poco una amenaza?

-Me parece bien que suba el seguro de desempleo. Nosotros optamos por una política que no facilitaba los despidos. Preferíamos cuidar el empleo y no pagar el seguro.

-Entre 2008 y 2009 hubo tantos o más despidos que ahora y no se hablaba de una ley, ¿por qué?

-Porque veníamos de una etapa de fuerte generación de empleo y había un gobierno que lo defendía.

-¿Lo único que puede detener los despidos es la ley que aprobó el Senado?

-No es lo único, pero es imprescindible. Tiene que haber una señal política que marque que no se puede seguir con este manejo discrecional del trabajo. También ayudaría el comportamiento del Estado: no pueden estar con el discurso de pobreza cero y despedir a miles de trabajadores.

-¿Macri firmó un compromiso con empresarios?

-Bastardeó el diálogo social que tanto se prometió en la campaña y que ninguna implementación tuvo en estos meses. Fue penoso. Citó en el mismo día y tuvo a los sindicalistas encerrados.

-La gestión de Triaca encontró irregularidades en el reparto de los Repro. ¿Hubo empresas que recibieron la ayuda por muchos meses más de lo previsto?

-Puede haber algún caso de tiempo prolongado que seguramente tiene explicación.

-¿Cómo ve la relación de Macri con los gremios?

-Algunos tenían expectativas de ser interlocutores privilegiados.

-¿Moyano?

-No solamente. Moyano está desencantado.

-¿La coyuntura puede acercar a Moyano al kirchnerismo?

-Hay un planteo de unirse frente a la pérdida de derechos. Quién hubiera dicho que iban a confluir las cinco centrales sindicales. Significa entender que cuando hay una contradicción principal deben dejarse de lado las contradicciones secundarias.

-¿Por qué cree que perdieron la elección de diciembre?

-Hubo cierto encierro que nos llevó a pensar que ganábamos de todas formas. Ellos supieron captar mejor el humor social.

-¿Qué le genera ver pasar por los Tribunales a la ex presidenta o a ex compañeros de gabinete?

-Siempre hemos concurrido a dar cuenta a cualquier citación que el Poder Judicial haya efectuado. Pero hubo claro un giro de la Justicia, es un hecho político para ocultar fracasos como la inflación. NR

carlos tomada