Buenos Aires, 24/03/2017

Carlos Dell´Aquila: “remedios para el Victimismo Inconsciente Grupal en el trabajo”

El especialista en Coaching explica como resolver el "virus" que hace que todos los asistentes en las reuniones empiecen a “simpatizar” con los obstáculos.

 

Escribe Carlos Dell´Aquila, Director Área Personal – Coaching Argentina

(CABA) En mi anterior columna les comentaba sobre este libro que me había recomendado leer mi médico, al que acudí porque sentía que tenía Reunionitis Aguda (para los que no leyeron mi columna anterior, vean http://parabuenosaires.com/carlos-dellaquila-remediar-malestar-provocan-las-reuniones-trabajo/)

Otro de los capítulos del libro era sobre lo siguiente:

Remedio para VIG (Victimismo Inconsciente Grupal)
Sucede naturalmente. Uno sin darse cuenta se contagia del VIG. Todo comienza casi ingenuamente. Está en una reunión y van a hablar de un proyecto y se levantan varios, uno toma la palabra y comienza a pasar las ppts.

Los que están en la sala esperan escuchar los avances del proyecto. Ya que la convocatoria decía: “Estatus del Proyecto Súper Bonus”.

Durante los primeros 10 minutos hablan en general de lo que el proyecto debía ser (usted ya lo escucho varias veces… no entiende porque lo repiten, usted piensa: si alguien no lo conoce, que lea el informe de la primera reunión y listo. Pero no, vamos nuevamente con los objetivos del proyecto y lo bien que le va a hacer a la compañía tenerlo hecho).

Ya pasaron 15 minutos, porque un “paracaidista” tuvo la necesidad de figurar y hacer una pregunta que tiene que ver con las funcionalidades del proyecto (cosa que está cerrada y súper cerrada, clausurada diría) sin embargo, el Sr. Pregunta, pregunta y todos tienen que aguantar la explicación. Ahí usted empieza a sentir los primeros síntomas de Reunionitis… se estira, mira el reloj y espera.

Luego viene lo peor: usted nota que de a poco el que está al frente hablando empieza a explicar todos y cada uno de los problemas que tuvieron y tienen, y los asistentes empiezan a mover la cabeza afirmando… Cuidado, ¡mucho cuidado! Ese es el primer síntoma de VIG. Este virus hace que los asistentes empiecen a “simpatizar” con todos los obstáculos y por ende a justificar que el Proyecto Súper Bonus tenga un 20% de avance en vez del 40% y por ende el Súper Bonus, comienza a desdibujarse y parecerse más a Micro Bonus.

Se produce, en todos aquellos que sufren de VIG una segunda etapa de la enfermedad, comienzan a percibir un sentimiento contrapuesto entre justificación y enojo, ya que por un lado parece que es razonable que las cosas no se puedan hacer y por otro lado se preguntan: ¡¿¿por qué no lo resuelven??! (así con símbolos de interrogación y exclamación a la vez). Este sentimiento angustia al que sufre VIG, entonces el virus avanza y adormece los músculos actitudinales de la acción, por lo que los que están infectados comienzan a mostrar apatía, se alzan de hombros y lucen una sonrisa leve de conformismo. Esta es la tercera etapa de la enfermedad. De la cuarta etapa no se vuelve, se hace crónica y se la conoce como “mediocridad”.

Todos salen de la reunión enfermos de Victimismo Inconsciente Grupal, como dije, el virus ataca primero al razonamiento práctico (lo aniquila). Ninguno de los que lo sufren a esta altura es capaz de “parar la pelota” y preguntar: ¡Estamos equivocados! es obvio y esperable que el proyecto tenga obstáculos, pero el tema de hacerlo es superarlos y no contabilizarlos.

Para no enfermarse de VIG, haga lo siguiente:

a) Hay que evitar por todos los medios que comience la epidemia, o sea: la prevención es fundamental. Una vez que el virus del VIG aparece en una reunión, el riesgo de enfermarse es altísimo.

b) Antes de la reunión avise que el objetivo de informar es sobre lo que se va a hacer para avanzar en el proyecto

c) Que no habrá tiempo para explicar porqué no se hizo

d) Solo habrá tiempo para proponer acciones a futuro y no responsabilizar hacia el pasado.

e) Las denominadas “autopsias” de los proyectos se hacen luego de concluidos y no durante los mismos.

f) Si todo lo anterior falla y usted siente que está justificando un atraso en un proyecto (o sea que está infectado de VIG), frene la epidemia y reencauce la reunión. Suspenda las ppts (son un vehículo de infección), y proponga pensar entre todos soluciones para superar los obstáculos. Utilice un pizarrón o rotafolio, algo que todos vean y donde puedan aportar ideas (si lo ubica del lado contrario de donde se estaban pasando las ppts, mejor, créame, es mas efectvo). Escriba, sume ideas y compromisos.

Siempre son mejores pequeños avances que enormes justificaciones.

¡Manténgase sano!

Hasta la próxima

Carlos Dell´Aquila
carlosd@coachingargentina.com.ar

NR

 

Comentarios

Ingresa tu comentario