Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Caputo piensa hacer oficinas, viviendas y cocheras en el ex cine América

Uno de los preferidos amigos de Macri en un emprendimiento privado con el ex tradicional cine porteño.

(CABA) Los cinéfilos, los vecinos de Barrio Norte y quienes frecuentaban la esquina de Santa Fe y Callao perdieron el cine América en octubre de 2002. Esa inmensa y tradicional sala no pudo atravesar la crisis tras la salida de la convertibilidad y sus dueños cerraron las puertas, para luego venderlo en enero de 2007.

Pasaron ocho años y medio desde eso, y el predio sigue cerrado. Sin embargo, desde el viernes de la semana pasada, el América tiene un nuevo dueño: una sociedad entre la desarrolladora inmobiliaria Northbaires y la constructora Caputo, cuyo dueño es amigo y asesor de Mauricio Macri.

Tras más de tres años de negociaciones, Northbaires adquirió el predio ubicado en Callao 1057, con sus adyacencias, que dan a Marcelo T. de Alvear (desde el 1743 hasta el 1763 de esa calle). La operación se realizó en US$ 4,5 millones y los flamantes propietarios prometen un desarrollo mixto, con una mezcla de oficinas, viviendas y cocheras.

El grupo chileno Cencosud compró el América en enero de 2007. Lo pagó US$ 14 millones. La compañía trasandina, dueña de los supermercados Jumbo y Disco, las tiendas Easy y varios shoppings –con el Unicenter a la cabeza–, pensaba traer el formato de tiendas departamentales París al país. La esquina de Santa Fe y Callao era una buena plataforma de lanzamiento para ese concepto.

Pero los planes de Cencosud cambiaron. Las complicaciones para importar y la caída del consumo detuvieron el desembarco de tiendas París. El predio del cine América estaba vacante y sin usos. “Cencosud decidió desprenderse de sus activos no estratégicos y ese inmueble entró en esa categoría”, cuentan en el mercado inmobiliario. La esquina de Santa Fe y Callao se fue reconfigurando con la apertura, en los últimos años, de sucursales de McDonald’s, Starbucks, el club de la Milanesa y el ministerio del Interior. Al lado del América, hay otro local en busca de inquilino. Se atribuyó su propiedad a la también chilena Falabella, competidora con Cencosud. Nadie lo confirmó.

“Es un posicionamiento en tierra. Estamos definiendo el proyecto”, dijeron en Northbaires. Aunque se construirán departamentos, el predio no es apto para torres altas, ya que hay limitaciones de zonificación. América Pavilion, la compradora, está integrada por Northbaires y Caputo, que posee un 20%. El América abrió en 1968. Con 1300 butacas, fue uno de los más concurridos de Latinoamérica (llegó a cortar más de 30.000 entradas por fin de semana).

Comentarios

Ingresa tu comentario