Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Capaccioli dice que no fue el recaudador de Cristina en 2007

Aseguró que los aportes los recibían otros dos ex funcionarios, Hernán Diez y Sebastián Gramajo

(CABA) El ex recaudador de la campaña de Cristina Kirchner en 2007, Héctor Capaccioli, negó en Tribunales haber cumplido esa función, aunque admitió que los cheques con los aportes se recibían en sus propias oficinas. El ex funcionario declaró en indagatoria ante el juez Ariel Lijo, que investiga una supuesta maniobra de lavado de dinero. Capaccioli responsabilizó a sus dos subordinados, Hernán Diez y Sebastián Gramajo, quienes ejercían el rol de responsables económicos de la campaña, pero admitió que las transacciones se hacían en sus propias oficinas. “Para facilitar la tarea de ellos, en muchas oportunidades se disponía a través de mi secretaria concretar reuniones o encuentros en una sala de usos múltiples que estaba en la Superintendencia”, declaró Capaccioli.

El ex funcionario aseguró que él integraba la Mesa Ejecutiva Nacional de la campaña “Cristina-Cobos” y que el órgano encargado de recibir los aportes era el que presidian Gramajo y Diez. “Siempre los que recibían los aportes eran los responsables. Algunos se hicieron en la sede del partido, en la calle Riobamba, otros en el Congreso y otros en la Casa de Gobierno. Pero siempre tenían que estar los responsables para que firmaran el recibo”, aseguró Capaccioli durante su breve indagatoria.

El ex funcionario fue interrogado sobre su relación con el empresario Néstor Lorenzo, uno de los aportantes a la campaña. Dijo que no tenía una “relación cotidiana y formal”, aunque en el expediente está probado el intenso flujo de llamados entre ambos, pudo saber de fuentes judiciales.

En la causa, Lijo investiga los aportes de las empresas Multipharma, Snafor Saludy Global Pharmacy. Una pericia ya confirmó que no pudieron explicar la procedencia del dinero. En la causa, uno de los empresarios involucrados, Carlos Torres, ligado a Lorenzo, aseguró que aportaron a la campaña porque querían instalar “una planta de biotecnología en Venezuela”, de reconocidos vínculos con el gobierno de Cristina Kirchner. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario