Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Canteros “anti-manteros”, la última estrategia de los comerciantes de Flores

Frente al avance del comercio ilegal, los trabajadores han tenido que desarrollar nuevas estrategias para evitar la ocupación de las veredas.

(CABA) Cansados de la ocupación ilegal de las veredas en la avenida Avellaneda, los comerciantes habían arrancado a mediados de 2013 con una movida “antimanteros“: empezaron a colocar maceteros móviles sobre las veredas para frenarlos. Durante varios meses consiguieron buenos resultados, pero ahora la situación está cambiando. Esta mañana, sobre la avenida se veían cientos de puestos que ocupaban las veredas, con el detalle de que muchos habían corrido los canteros para poder ubicarse.

La movida había arrancado en seis cuadras de Avellaneda, entre el 2900 y el 3400 de la avenida. Se trata de módulos de hierro con porta macetas que se colocan sobre las veredas para desalentar a los manteros que invaden a diario las veredas e incluso parte de la calle.

“Está dando buenos resultados, se logró reducir de manera notable la presencia de esos vendedores que constituyen competencia desleal para los comerciantes”, había contado en su momento a Alejandro Kim, vicepresidente de la Cámara de Empresarios Coreanos de la Argentina, que organizó la movida.

Pero las cosas comenzaron a cambiar en los últimos tiempos y esta mañana se podían ver varias cuadras de la avenida casi completamente ocupadas, con los puestos de venta ilegal sobre las veredas y los canteros desplazados. Los manteros aprovechan que los maceteros tienen rueditas y pueden moverlos, para poner sus puestos.

La idea original de colocar los maceteros comenzó como un “sistema no violento” para desplazar a los vendedores ilegales sin generar conflictos. “Además permite embellecer con plantas y flores el espacio público”, había dicho Kim, hijo de inmigrantes coreanos que se dedicaron al rubro textil.

0706_manteros_g.jpg_1508290738

Comentarios

Ingresa tu comentario