Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Canosa lució una sexy pancita de siete meses

En una producción para  la revista Gente,  Viviana Canosa mostró por qué a los 41 años está atravesando el mejor momento de su vida.   (Ciudad de Buenos Aires) El  embarazo de su primera hija, Martina, lleva 27 semanas. Muy sensual, la conductora de Más Viviana posó para Gente y habló sobre su embarazo: “Ansío mirar los ojos de mi hija y que respondan esas preguntas que me hice toda...

En una producción para  la revista Gente,  Viviana Canosa mostró por qué a los 41 años está atravesando el mejor momento de su vida.

 

(Ciudad de Buenos Aires) El  embarazo de su primera hija, Martina, lleva 27 semanas.

Muy sensual, la conductora de Más Viviana posó para Gente y habló sobre su embarazo: “Ansío mirar los ojos de mi hija y que respondan esas preguntas que me hice toda la vida”.

“Desde Martina nada me asusta. Tantas son las ganas de conocerla que hoy al parto lo pienso como un trámite. Quiero sentir el parto desde la cabeza hasta la punta de los pies. Hasta la pedí a mi médico que no me diese la peridural. Necesito vibrar con cada nervio ese momento en que Martina deja mi cuerpo”, reveló la periodista, quien no quiso tomar clases especiales: “Me resistí al curso preparto. Ni loca me instalaba entre minas histéricas, agarradas de la mano de los maridos inseguros, que cuentan cosas que me crean conflictos. Decidí prepararme para el post”.

En cuanto a la relación con su pareja, Alejandro Borensztein, con quien planea casarse, Viviana destacó que está muy entusiasmado con la llegada de Martina a sus vidas: “¡Está enamoradísimo de su hija! Ale me toca la panza y le dice cuánto la ama a ella y a su mamá. Esa es la respuesta de por qué decidí tener un hijo con él. Imaginar a Martina es pensar en el resultado entre Ale y yo, una mezcla extraordinaria. Tiene papás inteligentes y ella lo será: sabia, relajada y libre. Las mamás maduras corremos con una ventaja: sabemos quiénes somos y eso nos da una mayor claridad, que se transmite. Siempre dije que Dios me mandaría un bebé el día que finalmente fuera la mujer que quiero ser. Y hoy soy una mujer hecha y derecha, con un amor que desborda”.

“Me niego a las niñeras. Su papá, su abuela y yo seremos el team para la diaria. Por momentos me dan ataques: ¿cómo voy a hacer para dejarla cuando vuelva a trabajar?”. Eso sí, no niega la posibilidad de tener más hijos: “No descarto tener otro hijo, como ya nada en mi vida. Quien dice, a Martina le sigan los mellizos tan ansiados…”, destacó.

Además, contó que su pareja estará presente durante el nacimiento de su hija: “Alejandro va a presenciar el parto. Muy detrás mío, todo muy moderado. En situaciones de estrés necesito estar lo más sola posible. Pedí a los médicos que haya poca gente y que evitemos el entra/sale en ese momento tan íntimo. Quiero disfrutarlo”.

“Ale y yo tuvimos un momento de shock por el bautismo. Pero acordamos que Martina sea bendecida por un cura y un rabino. Al crecer elegirá su religión… Poder dar vida me genera tanto poder que hace que vea a los hombres más chiquitos, limitados, como sin vuelo para entender qué nos pasa en este estado”, confesó Canosa.

Al presentar este entrevista en su programa, la periodista se ocupó de aclarar que las fotos no fueron retocadas con Photoshop, destacó que esta era la primera vez que mostraba su panza y que espera que la próxima tapa de revista sea con Martina en brazos: “Engordé 4 kilos y medio, sin privarme del chocolate ni los alfajores… Sueño con volver a calzarme los chupines. La ropa de embarazada es espantosa: calzas y vestidos. Vestirme me resulta un tedio. Por eso prefiero quedarme en casa, en ropa interior y remera”.

Comentarios

Ingresa tu comentario