Caniggia y Macri jugaron al fútbol en la Quinta de Olivos

Caniggia y Macri jugaron al fútbol en la Quinta de Olivos

(PBA) Claudio Paul Caniggia, aquel rubio delantero que brillara en River, Boca y el seleccionado en la década del noventa, jugó ayer para el equipo que integra Mauricio Macri en los ya tradicionales picados de los miércoles en la quinta presidencial.

Estrella indiscutida del partido, Cani deslumbró a los funcionarios nacionales y provinciales que estuvieron en el match. “Tiene 49 años, pero parece de 35”, describió uno de sus compañeros de equipo de ayer. Cholulos al fin, no resistieron la tentación de ver de cerca al máximo ídolo futbolero argentino después de Diego Maradona y Leonel Messi.

Con Caniggia, los partidos organizados por el vocero presidencial Iván Pavlosky rompieron una regla: los invitados juegan, por lo general, en el equipo que enfrenta al Presidente. En este caso, claro, todos consintieron la excepción con tal de ver al subcampeón mundial de 1990 con la camiseta argentina titular, que en Olivos usan los miembros del equipo de Macri.

¿Como le fue? “Está intacto”, contó uno de los rivales, que sufrió su “sociedad” futbolística con el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. Metió tres goles, agregó otro de quienes lo acompañó en el equipo presidencial. También se “entendió” con Macri, contaron testigos. “Y ganó el equipo del Presidente, como debe ser”, ironizó otro funcionario.

Radicado desde hace tiempo en Europa, Caniggia supo tener vínculo directo con Macri durante los tres años (1995-1998) en los que convivieron como jugador y presidente de Boca, respectivamente. Flaco como en sus épocas de jugador, Caniggia pasó al mediodía del martes por la Casa Rosada, y un día después compartió picado con el Presidente, un fanático del fútbol que ayer se dio otro gran gusto personal.

S.C.