Buenos Aires, 26/03/2017

Cande Tinelli se puso un piercing en un pezón

La nena de Marcelo Hugo, provocadora a full, sorprendió con una nueva ocurrencia: se puso una barra en el pecho izquierdo.

(CABA) Desde que puso un pie en la medianoche de Telefe, en 1990, con su VideoMatch, Marcelo Tinelli siempre supo qué querían ver los argentinos. Gracias a su simpatía, desenfado y, principalmente, a su olfato, el Cabezón se consolidó como uno de los número uno de la televisión. Y desde ahí en más no hubo nadie que pudiera desbancarlo. Gustar, de eso se trata, es un lema de vida para el actual conductor de Bailando por un Sueño.

Producto de tres matrimonios, Marcelo tiene cinco hijos: Micaela, Candelaria, Francisco, Juana y Lorenzo. Y a pesar de algún que otro coqueteo, casi ninguno heredó esas ganas de exponerse. ¿Por qué casi? Porque mientras sus cuatro hermanos mantienen el perfil bajo, Candelaria es una provocadora total.

Sus tatuajes, desparramados a lo largo y a lo ancho de su sensual cuerpo, ya son una de sus marcas registradas. Y el motivo de varios dolores de cabeza de Marcelo Hugo. De hecho, cuando la niña decidió dibujarse la espalda y la cola, al conductor le molestó mucho que publicara fotos de ella desnuda. Y, cuentan, hasta hubo una charla para que cuidara su exposición.

En lo que papá no tuvo problemas fue cuando Cande se ofreció para participar de la apertura de la edición 2016 de ShowMatch. No sólo la apoyó, sino que hasta se emocionó cuando la nena apareció cantando Love me like you do, de la cantante británica Ellie Goulding, un tema que habla de querer al otro y aceptarlo tal cual es.

Pero ahora parece que en el cuarto piso del edificio de Ideas del Sur no gustó nada el último arranque de Cande. Es que se trata de otra de las pasiones de la chica además de los tatuajes: los piercings. Y así como hace un tiempo sorprendió con un septum en la nariz, esta vez fue más allá y eligió perforarse el pezón izquierdo.

20160919174440_26051477_0_body-1

Si, la morocha pidió que le atravesaran el pezón de la lola izquierda con una barra. Y, orgullosísima del resultado, se puso una remera tan ajustada como transparente para mostrar su nuevo chiche en Snapchat.

Como siempre, por la movida recibió cientos de mensajes de apoyos y tantas otras críticas. Pero la opinión que más pesa, la del jefe de la familia, fue decisiva: Marcelo le bajó el pulgar. Habrá que ver, claro, si Cande mete marcha atrás o si continúa acelerando más que nunca.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario