Buenos Aires, 23/03/2017

El turismo de negocios se prepara para crecer en Buenos Aires

Nuevos aires soplan en la industria turística local a partir de la devaluación del peso, el levantamiento del cepo y la liberalización del mercado cambiario.

(CABA) Nuevos aires soplan en la industria turística local a partir de la devaluación del peso, el levantamiento del cepo y la liberalización del mercado cambiario, en especial en el segmento corporativo. Levantadas las barreras económicas, el turismo de negocios tiene frente a sí una oportunidad de crecimiento, impulsada por el cambio de expectativas sobre la marcha de la economía en los próximos meses.

Desde hace varios años este nicho del negocio turístico se viene desarrollando en el país y en especial en Buenos Aires, al punto que según los últimos datos del International Congress & Convention Association (ICCA, 2014) Argentinas ocupa el 18° lugar mundial entre los organizadores de ferias y congresos internacionales. Por su parte, desde hace 10 años en forma consecutiva Buenos Aires lidera el ranking de toda América, superando a ciudades como Nueva York, San Pablo, Vancouver, México DF o Santiago de Chile, y se ubica 21° a nivel global.

“Vemos al turismo de negocios como el segmento más importante en términos económicos porque es el que más recursos y rendimiento deja a la ciudad y, además, permite desestacionalizar la oferta turística durante todo el año”, asegura Karina Perticone, directora general de Promoción Turística del Ente de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Perticone destaca que a partir de las medidas macroeconómicas adoptadas por el Gobierno, y mucho más ahora tras el acuerdo con los holdouts, “se han generado las condiciones para que las organizaciones y empresas de Estados Unidos y Europa nos miren a nosotros” como sede. Confiesa que uno de los incentivos clave fue la apertura del cepo y la liberalización del mercado cambiario porque “ya no hay problemas para transferir las utilidades al exterior y es algo que nos libera para la llegada de nuevos congresos”. Esto mismo fue confirmado por fuentes del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) para las cuales “ahora los organizadores de congresos empiezan a mirar al país y preguntar más para traer eventos acá”.

Diego Gutiérrez, vicepresidente primero de la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos y Eventos (AOCA), considera que “hay una expectativa de que el segundo semestre y en especial 2017 van a ser buenos para el turismo de reuniones y esto se percibe en mayores consultas de empresas y entidades internacionales, en especial en ferias y exposiciones, quizá no tanto en congresos”.

El segmento de turismo de negocios, sin dudas, es uno de los más rentables en la industria turística. Se estima que los visitantes, en su mayoría profesionales, comerciantes e industriales, gastan hasta tres veces más que el promedio del turista vacacional. Además, según la Organización Mundial de Turismo, un 40% de quienes viajan por negocios luego vuelven con la familia o de vacaciones.

Las estimaciones del Ente de Turismo de la Ciudad indican que en 2015 se realizaron en la Capital 1.118 eventos, a los que asistieron unos 6 millones de personas, 35% más que el año anterior. Aún no hay cifras consolidadas del gasto realizado por los visitantes el año pasado, pero en 2014 ese monto alcanzó los $1.980 millones, unos US$243,3 millones –sólo en congresos y convenciones–.

Pablo Sismanian, director de Productos Turísticos del Inprotur, destaca que según el último anuario del Observatorio Económico de Turismo de Reuniones presentado en 2015, se realizaron en el país 4.871 congresos y conferencias y 504 ferias y exposiciones, con 17,4 millones de participantes. “El impacto generado en la economía argentina ha sido de US$2.000 millones en todo concepto” subrayó.

Gutiérrez señala que “Argentina, y en especial Buenos Aires, tienen un atractivo particular para este tipo de eventos, por la infraestructura y la experiencia agradable que se ofrecen al visitante” y recuerda que hay inversiones en curso para construir nuevos centros; no obstante, “hay que mejorar la conectividad”, en especial en algunos destinos.

Perticone explica que la Ciudad está construyendo un nuevo centro de convenciones en Recoleta, que tendrá 18.000 m2 y capacidad para 5.300 personas. Ya se están terminando las obras y se está armando el pliego de licitación internacional para el manejo del centro, explica.

“Es la mayor inversión de la Ciudad, unos $600 millones, y abrirá sus puertas durante el primer trimestre de 2017”, destaca Perticone. A lo largo de este año y el próximo habrá varios eventos que hace tiempo no venían a Buenos Aires, como el 76° Congreso Mundial de Farmacia en agosto y el Congreso Mundial de Oftalmología que en octubre de 2017 atraerá a más de 5.000 visitantes. NR

turismo de negocios4
Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario