Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Cae un 40% la rentabilidad de las inmobiliarias

La retracción de las operaciones impactan en el negocio de los agentes del sector. Afirman que el mercado hoy se mantiene en pie por el movimiento de los alquileres Más costos. Menos ventas. En el mercado inmobiliario temen que la continuidad del cepo cambiario complique cada vez más al sectorEn el mercado inmobiliario temen que la continuidad del cepo cambiario complique cada vez más al sector. La fuerte baja en...

La retracción de las operaciones impactan en el negocio de los agentes del sector. Afirman que el mercado hoy se mantiene en pie por el movimiento de los alquileres

Más costos. Menos ventas. En el mercado inmobiliario temen que la continuidad del cepo cambiario complique cada vez más al sectorEn el mercado inmobiliario temen que la continuidad del cepo cambiario complique cada vez más al sector.

La fuerte baja en el ritmo de ventas de viviendas producto del cepo dispuesto por el Gobierno para la compra de dólares, cayó como una bomba en el negocio inmobiliario.

Si bien la venta de inmuebles se retrajo durante el primer trimestre de este año un 11% en comparación con el mismo lapso de 2011, las cifras de mayo se estiman que también serán negativas, aunque con una baja mayor cercana al 25 por ciento.

Esta serie de movimientos negativos, que se comenzaron a ver desde fines del año pasado, limaron progresivamente la renta de las inmobiliarias, que este mes ya muestra una reducción promedio cercana al 30%, aunque en algunos casos se habla de hasta un 40 por ciento.

Según pudo determinar El Cronista, la baja se dio ya que por un lado el nivel de venta de inmuebles no frena su caída, mientras que, por el otro, los costos para mantener las estructuras aumentaron.

Nuestra actividad está sufriendo un deterioro muy importante. Pensemos que a la caída del 25% que se espera para mayo le tenemos que sumar los incrementos de costos como los salarios o los de publicidad”, detalló Roberto Tizado, de Tizado Propiedades y uno de los referentes del mercado.

Por su parte, Rodrigo Saldaña Toselli, de JT Inmobiliaria, remarcó que “actualmente estamos facturando la mitad de lo que estábamos facturando en mayo del año pasado. La realidad del sector es compleja, a tal punto que algunas inmobiliarias ya están trabajando con rentabilidad negativa”.

Según la recorrida por distintas inmobiliarias, entre los egresos que más se incrementaron aparecen, por ejemplo, los servicios públicos como la luz, que en algunos barrios y luego de la quita de subsidios se elevaron cerca de un 250%, o la publicidad, que creció alrededor de un 25 por ciento.

Si bien la situación del sector por el momento no es catastrófica –es decir, no se registraron hasta ahora ni cierres de locales ni despidos– lo cierto es que en algunos casos ya se comenzaron a utilizar parte de los fondos anti cíclicos para salir a cubrir algunos de los rojos que se empiezan a generar.

Armando Pepe, de la inmobiliaria homónima, también hizo referencia a la “complicada” situación del sector, aportando algunos componentes adicionales. “La realidad es que hay complicaciones para comprar dólares y esto está trabando todo el mercado, pero no se deben perder de vista otras cuestiones. Lo que también nos juega en contra es que se generó entre la gente una sensación de angustia, depresión e incertidumbre que traba la decisión de comprar o vender. Hoy no podemos decir que el mercado está paralizado, pero sí que se mueve en cámara lenta”, aseguró Pepe.

Actualmente, los agentes inmobiliarios les prenden todas las velas a los alquileres, la gran salvación del mercado y lo que realmente les está permitiendo algún tipo de flujo de caja.

Si fuera sólo por las ventas estaríamos perdidos; hoy los alquileres son los que permiten tener en movimiento el mercado”, aseveró Saldaña Toselli.

De mantenerse los controles a la compra de dólares –como se estima que ocurrirá– en el mercado no descartan que se pueda producir el eventual cierre de aquellas inmobiliarias más chicas, que no logren resistir ante un posible extenso parate de los negocios.

Fuente: El Cronista

.

Comentarios

Ingresa tu comentario