Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Cae un 50% la compra de de autos, motos, viajes y electro

La inflación de los últimos tres meses, que disminuyó fuertemente el poder adquisitivo de la gente, logró modificar el patrón de consumo que se había estado manteniendo en los últimos años. (CABA) El 2014 podrá recordarse como el año en que, tras un largo auge consumista, los argentinos empezaron a cerrar la billetera. Con una inflación récord que en tres meses recortó 10% el poder adquisitivo de los salarios, la...

La inflación de los últimos tres meses, que disminuyó fuertemente el poder adquisitivo de la gente, logró modificar el patrón de consumo que se había estado manteniendo en los últimos años.

electrodomesticos

(CABA) El 2014 podrá recordarse como el año en que, tras un largo auge consumista, los argentinos empezaron a cerrar la billetera. Con una inflación récord que en tres meses recortó 10% el poder adquisitivo de los salarios, la cautela se instaló en todas las compras.

Y muy especialmente en las grandes, como las de coches, motos, electrónica, muebles y viajes al exterior, donde las ventas se derrumbaron hasta un 40% en lo que va del año.

Los cambios llaman la atención porque esos rubros fueron las grandes estrellas del consumo de los últimos años. En un contexto que promovía el gasto, captaban los pesos extras de las familias y batían récords de ventas. Pero este año, tras la devaluación, sus precios se dispararon, las facilidades para comprar se achicaron y la demanda se desplomó.

Así lo confirman, como viene informando Clarín, las empresas de cada sector y los números que manejan. Por primera vez en años, dicen, la gente se puso reticente a las compras grandes y todo se frenó: muchos abortaron consumos previstos, pausaron otros o buscaron opciones para gastar menos.

En autos el impacto fue notorio. El 2013 había cerrado con un récord de 955.023 ventas. Pero este año, tras la suba del dólar y el nuevo impuesto a los coches más caros, los precios escalaron un 27%. Y las ventas, desde febrero, se fueron a pique. Cada día hábil de ese mes se patentaron en promedio 827 vehículos menos que un año antes: una caída del 22,2%, según la Asociación de Concesionarios (Acara). Para marzo, en tanto, cálculos preliminares de esa entidad marcaron un nivel de ventas 40,9% inferior al del mismo mes de 2013.

Algo similar ocurrió con las motos, que también tuvieron ventas récord el año pasado. Según la Asociación de Motovehículos (Mottos), los precios subieron entre 30 y 40% este año, y eso llevó en febrero a que el promedio diario de patentamientos cayera 37,5%.

En electrodomésticos la fiesta también terminó. Tras la devaluación, que había impulsado fuertes subas, el sector aceptó retrotraer precios con un techo del 7,5% de aumento. Pero las cuotas sin interés ofrecidas, que en enero llegaban a 18 y hasta 24, pasaron a un máximo de 6, y comprar a un año pasó a tener 40% de recargo. Eso llevó a una retracción de ventas del 20% en el primer bimestre, estiman en el sector.

La inflación se aceleró, el salario real se redujo y el crédito se encareció. Eso hizo que la población, con menos capacidad de acceder a los bienes, los compre menos. Por eso, las cadenas debieron volver a dar 12 cuotas sin interés, asumiendo mayores costos”, explicó Horacio Lazarte, analista de Abeceb.com. Tras la devaluación, esa firma proyectó que este año las ventas de electro podrían caer 6%.

De este freno al consumo, ni siquiera las mueblerías se salvaron. Pedro Reyna, vicepresidente de la Cámara de Fabricantes de Muebles (Cafydma), contó que las ventas en esos locales bajaron 10%. “Debimos trasladar a precios subas del 12 al 32% en los insumos básicos, y las cuotas sin interés pasaron de 12 o 18 a sólo 6 en el mejor de los casos. En esas condiciones, mucha gente dejó de comprar”, lamentó.

Pero quizás los viajes al exterior hayan sido el rubro más afectado. Fue desde diciembre, cuando la AFIP subió de 20 a 35% el recargo a esas compras. Con ese impulso, el dólar para turismo subió 79% en 2013. Y este año saltó otro 22%, al tiempo que las cuotas sin interés bajaron en agencias a sólo 6 o 12.

En el primer bimestre las ventas del sector fueron 40 o 50% menores que el año pasado. Y aunque a destinos locales subieron 10 o 15%, no llegaron a compensar”, comentó Soren Petersen, gerente comercial de Aéreos de Avantrip.com. En Despegar.com, en tanto, sumaron que en su caso las ventas para viajes al exterior cayeron 15% en enero y febrero, frente a un alza de 15 a 20% en salidas de cabotaje. Recién este mes notaron una “recuperación”, reveló Paula Cristi, gerente comercial de la firma.

En vivienda, finalmente, las ventas cayeron por 26° mes consecutivo en Capital. Según la Came, además, las operaciones en inmobiliarias del país retrocedieron 18,4% en enero y 15,8% en febrero, frente a meses de 2013 que habían sido malos. “La actividad en ese sector sigue muy parada”, consideraron.

Según el último estudio de la Universidad Di Tella, los consumidores siguen a la defensiva. Luego de una caída récord en febrero, la disposición a comprar electrodomésticos fue en marzo 57,3% más baja que el año pasado, y 48,5% menor para casas y autos.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario